La noche más mexicana del año no sólo está hecha de risas, platicas, fiesta y mucha alegría. Una festividad como tal, es capaz de resguardar los sabores, texturas y aromas más representativos de la gastronomía nacional. Y no es para menos, es el día perfecto para deleitarse con estos platillos típicos de México y gritar con todo orgullo ¡viva México!

Tacos

De pie, sentado o hasta en cunclillas, una noche mexicana sin tacos no es mexicana. Y es que irremediablemente, estamos ante el manjar más preciado y querido por la cultura nacional. Creemos que no existe otra preparación similar que pueda hacer lo que los tacos son capaces de crear: alegría y placer.

Tacos

Pozole

Granos de maíz, generosas porciones de carne de cerdo, pollo o res y una variedad colorida de verduras, son los elementos que dan vida a este pedazo de cielo. Aunque tenga diversas estilos y preparaciones de acuerdo al lugar, nadie sale vivo de su sabor. Una noche mexicana no se puede pensar sin este invitado de mucho sabor.

Pozole

Tamales

Envueltos en hojas de maíz, de salsa verde y hasta dulces, los tamales son un mundo entero por descubrir. Parecidos al pozole, estos pequeños manjares cuentan con un sinfín de estilos y métodos de preparación de acuerdo a su lugar de origen. Sin importar la forma en la que se degusten o realicen, los tamales siempre formarán parte de cualquier fiesta mexicana.

Tamales

Chile en nogada

Orgullo latente de la gastronomía poblana, el chile en nogada es sin duda, uno de los platillos típicos de México más importantes. Su simple preparación y gama de colores nos hacen ver que estamos ante un manjar hecho con el corazón. Desde la bravura del chile poblano hasta la dulzura de la nogada, cada elemento nos hace recordar el espíritu que llevamos dentro.

chile en nogada

Chalupas

Quién podría imaginar que dentro de una diminuta tortilla podría caber tanto placer. Y es que la chalupa podría ser el platillo típico de México más pequeño pero uno de los más deliciosos. Al igual que otros alimentos, éstas se preparan de diversas maneras de acuerdo a su región. Sin embargo, es común verlas freírse en un gran comal acompañadas de una deliciosa salsa. Un lujo que solo los mexicanos tenemos.

chalupas

Continuar leyendo: Antojitos mexicanos para chuparse los dedos

Sopes

El maíz es sin duda alguna, uno de los alimentos más importantes en la dieta del mexicano. De él obtenemos grandes tesoros y por supuesto, alimentos únicos. Y uno de los más exquisitos es sin duda alguna, los sopes. Estos pequeños círculos de maíz deleitan nuestras mañanas, tardes y hasta noches gracias a la conjunción de ingredientes. No hay que olvidar la imperdible salsa que corona cada manjar.

sopes

Elotes y esquites

Testigo perdurable de las noches mexicanas, los elotes y esquites son y serán la mejor manera de disfrutar el maíz tal como es. Acostumbrados a pedirlos con chile del que no pica, estos exquisitos platillos son perfectos para demostrar nuestra habilidad de degustación callejera. No dejemos atrás a los esquites, los cuales se han convertido en los favoritos por sobre los elotes. Sin duda, este par es uno de los platillos típicos de México que más se disfrutan en esta temporada.

Esquites

Tostadas preparadas

No existe alimento que no tenga espacio sobre una tostada. Aunque a plena mordida, este a punto de romperse, las tostadas preparadas son la forma perfecta para dar vida y forma a los tantos platillos nacionales. Desde pollo hasta queso, todo cabe en una tostada sabiéndola acomodar con ingenio. Sin duda, uno de los platillos típicos de México más deliciosos.

tostadas

Mole

Sea poblano, oaxaqueño o hasta de supermercado, el mole es nuestro pan de cada día y en una noche mexicana, es un imperdible. Aunque su elaboración puede ser un poco tardada, el resultado es infinitamente delicioso. El mole es sin duda, uno de los platillos típicos de México más preciados y más solicitados.

mole