A través de este recorrido por la emblemática ciudad maya de Tulum, empápate de la ancestral magia que aún se conserva en las ruinas y atractivos que se entremezclan con la Madre Naturaleza.

misticismo maya

Xel-Há

Sumérgete en las maravillas de uno de los parques naturales más grandes no sólo de la Riviera Maya, sino del mundo entero, en donde una gran diversidad de especies marinas conviven con los aventureros que aquí practiquen buceo y esnórquel en sus lagunas, cenotes y cuevas.

Zona Arqueológica

Este tesoro nacional era llamado antes Zamá, que en maya significa “amanecer” y se cree que fungió como lugar de culto para el denominado “dios descendente”, fungiendo ahora como una de las zonas más hermosas y de mayor afluencia turística de todo México.

Parque Nacional

Alrededor de las ruinas mayas que caracterizan a esta población podrás encontrar un área de 664 hectáreas que en la actualidad se encuentra bajo la protección de las autoridades, ya que es el hogar de algunas especies y ecosistemas endémicos.

Gran Cenote

Se trata de la formación más famosa de este tipo en Tulum. Perfecta para llevar a cabo actividades bajo el agua, además de ser excelente para observar la formación de estalagmitas y estalactitas, rodeadas de cristalinas aguas frescas que le iluminan con una hermosa luz natural.

Chunyaxché

También conocido como Muyil, este lugar es un yacimiento arqueológico maya y fue nombrado de ambas maneras por las hermosas lagunas que se encuentran en este lugar, conectadas por canales artificiales construidos hace ya varios siglos por esta antigua civilización.

Sian Ka’an

Reserva ecológica que es hogar de numerosos manglares, bahías pequeñas y playas de delicada arena blanca, además de ser el santuario de un ecosistema muy peculiar y casi único en el mundo: el de los petenes, árboles de hasta 30 metros de altura que se levantan de entre las hierbas del pantano.

Punta Allen

Saliente de tierra ubicada al extremo sur de la Riviera Maya, es considerada como un lugar idóneo para el descanso, la relajación, la práctica de una gran variedad de deportes y el contacto directo con la biósfera en un estado puro y con poca intervención de la mano del hombre.