En el más mágico de los Pueblos Mágicos se encuentra una estructura que crea identidad y orgullo entre su gente. Se trata de un arco estilo mudéjar que ha visto incontables historias de hazañas, enamoramientos, amistades y muchas historias más. Nos referimos al Arco del Carmen, de los atractivos turísticos de San Cristóbal de las Casas más famosos, en Chiapas.

Los orígenes del Arco del Carmen

Arco del Carmen

El Arco del Carmen traza sus orígenes a 1677, cuando éste fue construido como parte del Convento de la Encarnación. A su vez, este arco fue utilizado como una puerta de entrada a la Ciudad Real, hoy este Pueblo Mágico. Por ello, desde hace siglos esta estructura ha servido como un símbolo de la identidad de aquellos que aquí habitan.

Arco del Carmen

A su vez, el Arco del Carmen era un anexo del llamado Templo del Carmen, sirviendo como campanario de éste. La manera en que este campanario se conectaba al convento era por medio de un vano en su parte superior. Es así que esta estructura cumplía con varias funciones sociales a la vez, siendo de gran valor para la población.

Un símbolo local

No sólo fue simbólico, sino funcional, pues el Arco del Carmen permitía a las monjas del convento tener muchas libertades. Les permitía cruzar el Paso Real para llegar a las dependencias conventuales sin necesidad de romper su voto de clausura. Con el tiempo, se le reconoció como “el edificio virreinal más llamativo de la ciudad” gracias a su belleza mudéjar.

Arco del Carmen

Además, el Arco del Carmen fue considerado como uno de los monumentos más notables del Nuevo Mundo, en su momento. Ahora esta puerta, campanario y acceso conventual se ha convertido en una de las postales de San Cristóbal de las Casas. Es una parada imperdible en tu viaje al visitar al más mágico de los Pueblos Mágicos dentro de México.

 

Continuar leyendo: Los tesoros de San Cristóbal de las Casas