Otra de las bellezas naturales que se puede apreciar en la Huasteca potosina es el Sótano de las golondrinas. Este imponente ecosistema fue descubierto en 1967 y es considerado el sexto abismo subterráneo más profundo del mundo.

Su belleza radica en que es el refugio natural de varias especies de aves. Murciélagos, loros y coloridos cotorros forman parte de su fauna. Miles de ellos cada día entran y salen volando en espiral de este enorme agujero. Curiosamente quienes más lo habitan son los vencejos que suelen confundirse con golondrinas. Se puede decir entonces que los oriundos del lugar se equivocaron al ponerle el nombre.

Un abismo sin fin

El Sótano de las golondrinas tiene mide 60 metros de diámetro. Cuenta con 512 metros de profundidad de los cuales 376 son en caída vertical. Existen dos momentos clave para ver como descienden las parvadas. Una es justo al amanecer, cuando abandonan su refugio y la otra antes de que el sol se ponga. Debido a la altura este es un trayecto recomendado únicamente para escaladores y deportistas expertos. Pero no te desanimes, existen muchas opciones para visitarlo. Un recorrido normal está estimado que dure alrededor de seis horas. Con la guía de profesionales podrás disfrutar de uno de los espectáculos naturales más impresionantes en nuestro país.

vista aérea

Visita responsablemente el Sótano de las golondrinas

Este mágico espacio es parte de una Área Natural Protegida que también considera a las Cuevas de Mantetzulel y la Hoya de las Guaguas. Todas ellas parte elemental de la Huasteca. Te invitamos a que cuando lo visites evites tirar basura así como a respetar las indicaciones que están en el lugar. Se trata de un ecosistema completo y su alteración puede tener importantes repercusiones en el medio ambiente.

Pericos

¿Cómo llegar?

Se localiza a 56 kilómetros de Ciudad Valles, en el municipio de Aquismón, San Luis Potosí. Para llegar al lugar te recomendamos contratar un recorrido con expertos. El traslado debe hacerse de preferencia en las camionetas que se rentan en la zona, ya que no cualquier coche puede realizarlo.