En la colonia Roma de Ciudad de México se encuentra un edificio de departamentos que encierra leyendas en su interior. Si bien su nombre formal es Río de Janeiro, es conocido por todos los de la zona con otro nombre. Es por ello que a continuación te platicaremos de la Casa de las Brujas, en esta colonia de la CDMX.

La leyenda de La Pachita

 

Una foto publicada por Matty 👽✌ (@matty_spinelli24) el


Cuenta la leyenda que la Casa de las Brujas obtuvo su mote debido a que aquí habitaban, no sorprendentemente, brujas. Había una en particular que pasó a la memoria colectiva: Bárbara Guerrero, mejor conocida por los vecinos como La Pachita.

Una foto publicada por Suriel de León (@suriel_de_leon) el





La Pachita se volvió famosa después de la Revolución Mexicana, al ser la “chamana oficial” de personajes públicos del país. Se dice que ella invocaba a espíritus y fantasmas, los cuales supuestamente aún deambulan por los pasillos, según los vecinos. La fama del lugar sólo aumenta debido a la fachada del edificio, con ventanas y un techo asemejando una bruja.

La verdadera historia de la Casa de las Brujas

 


Sin embargo, la verdadera historia de la Casa de las Brujas tal vez no sea tan misteriosa como la anterior. Fue edificada en 1908, en el marco de las celebraciones del Centenario de la Independencia por el presidente Porfirio Díaz. Fue diseñada por el arquitecto Regis A. Pigeon, por lo que su estilo inglés contrasta con las imitaciones de Francia. Por varias décadas, este lugar fungió como un hotel de lujo hasta que después llegó la década de los 40. Fue en esa época cuando el arquitecto mexicano Francisco J. Serrano intervino el edificio histórico con una renovación muy exhaustiva.


Como resultado, la fachada original de la Casa de las Brujas se convirtió en una amalgama de varios estilos arquitectónicos. Después del terremoto del 85, fue remodelado en el edificio de departamentos de lujo que es hoy en la actualidad.

Alive Unique

Escribe un comentario