Alive Unique

No existe lugar a dudas cuando se afirma que la no hay arquitectura más espectacular que los castillos, más aquellos que nos hacen recordar historias fantásticas de princesas y dragones. Por ello, te presentamos los más bellos y espectaculares del mundo.

Castillo de Caerlaverock

Sin duda esta impresionante estructura se asemeja a cualquier castillo de cuentos de hadas o historias fantásticas, ya que está situado dentro de una fosa, cuenta con torres y muchos signos de grandes batallas en su fachada, sin olvidar el puente que lo conecta con tierra. Construido en el siglo XIII, se localiza en la costa suroeste de Escocia y fue la fortaleza del Clan Maxwell del siglo XIII al siglo XVII, cuando fue abandonado. Actualmente está bajo el cuidado de la sociedad Historic Scotland y representa una atracción turística muy popular.

Castillo de Caerlaverock

 

Castillo de Hohenzollern

Este no sólo es uno de los castillos más bonitos de Alemania, sino que representa en su totalidad el prototipo ideal de un castillo real. Se encuentra ubicado en lo alto de una montaña y está rodeado de valles y murallas que lo defienden. Se finalizó en 1461 y el lugar fue hogar de un castillo previo, el cual fue destruido para dar lugar a esta espectacular estructura. Sus interiores ofrece a los turistas el árbol genealógico de la familia Hohenzollern en el primer salón, también cuenta con el Salón de los Condes donde se realizaban los grandes festines, la biblioteca decorada con ocho pinturas y el Salón Azul, lugar donde las paredes están tapizadas de este color y era el sitio donde la Reina habituaba leer.

Castillo de Hohenzollern




Castillo de Chambord

Ubicado en la región de los Países del Loira, Francia, se encuentra uno de los castillos más representativos del mundo gracias a su arquitectura renacentistas que refleja la esencia de dicho país. Es el más grande de los castillos de Loira y con solo verlo de lejos nos impresionará con su tamaño y vista espectacular. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981 y representa uno de los atractivos más comunes y cotizados. Fue habitado por Luis XIV quien creó su propio aposento en el centro de la fachada y Molière realizó aquí mismo la primera presentación de su escrito El burgués gentilhombre.

Castillo de Chambord

Castillo de Ashford

Al ver este castillo sin duda te hará transportarte a cualquier película de princesas de Disney por su singular parecido y arquitectura de época. Es el castillo más antiguo de Irlanda que data de 1228 y es propietario de la familia Guinness quienes desde 1939, la adaptaron como hotel de lujo. Sus habitaciones están decoradas de manera rupestre y conforme a la época de su mayor apogeo, con características originales y restauradas que te harán recordar y sentirte en la Edad Media. Algo que convierte este castillo en una construcción única son sus bellos e impresionantes jardines que cada huésped puede recorrer.

Castillo de Ashford

Castillo de Frederiksborg

Esta impresionante estructura se encuentra ubicado en tres pequeños islotes dentro del lago Hilledod, Dinamarca. Es una de las obras arquitectónicas más destacadas del país y fue construido en las primeras décadas del siglo XVII durante la instancia de Christian IV. En su interior se encuentra el Museo de Historia Nacional, la Galería Mármol, una parroquia y en su patio exterior se ubica la Fuente de Neptuno. Es considerado el palacio más grande de Escandinavia y simboliza la potencia de la monarquía danesa durante aquellos años.

Castillo Frederiksborg

Catas a la Mexicana