Frente a él, un océano, a sus espaldas, un mar. No es un sueño del cielo, es la tierra hecha azul. Un huerto de lagos, nubes y árboles con un exquisito aroma de paraíso. Y como todo edén eterno, en su nombre, magia hay: Comondú. El lugar más recóndito y lejano de Baja California Sur y el sustento ecológico del norte mexicano. Mira un poco de sus maravillas y atrévete a perderte en tan idílico santuario nacional.

Templo verde

Comondú colinda con los municipios de Mulegé, el arroyo Cadejé, La Paz así como los litorales de El Cayuco y Bahía Almejas. Su historia estaba ligada al origen mismo de la entidad gracias a sus hermosas playas, buen clima y condiciones para navegar. En toda la región se puede respirar un aire agrícola con color a vino y aceite de oliva.

Vista de la bahía de Magdalena en ComondúEsta joya de Baja California Sur se ha hecho muy popular debido al Puerto Adolfo López Mateos. Un sitio donde cada año llega un sinfín de ballenas grises. Los protagonistas del mar que atraen a miles de turistas nacionales e internacionales para admirar el show de la naturaleza.  Entre las diversas zonas obligadas para visitar se encuentran sus cinco islas: Santa Margarita, Magdalena, Mangrove, Habana y San Diego. Estos cinco gigantes de tierra flotan al compás de Comondú regalando un paisaje montañoso envidiable.

Vista de la zona de ComondúEncuentro de mares

Como todo oasis de la Península de Baja California, esta región tiene diversas zonas ecológicas de gran importancia. La laguna de San Isidro es considerada como el refugio natural del águila pescadora y otras aves migratorias. En Bahía de Magdalena podrás encontrar el monumento histórico de la base Naval de Puerto Cortés y restos de asentamientos horchilleros.

Vista de la facha de una iglesia en ComondúDe igual manera, Ciudad Constitución es una de las paradas obligadas en Comondú. Esta ciudad es el centro del estado cada año gracias a la Feria Expo Comondú. No olvides probar alguno de los tantos platillos californianos al venir aquí como la machaca de mantarraya y marlín, los mariscos y albohondigas de pescado, el cabito de leche, las empanadas de carne, dulce de guayaba, entre otros.

Vista de una ballena gris en la zona de ComondúSin duda Comondú es un lugar para disfrutar del mar en toda su extensión. Cuenta con una gran variedad de hoteles y hostales así como cabañas junto al mar y zonas para acampar. Un sitio de deportes acuáticos y diversión refrescante.

Continuar leyendo: Oasis de Mulegé, la casa de las palmeras