Regresar a la rutina luego de unas vacaciones inolvidables no es nada agradable. Sin embargo, en algunas personas, esto puede llegar a ser traumático. De acuerdo con la consultora de Recursos Humanos Adecco, un 30 por ciento de los trabajadores sufren del síndrome postvacacional al terminar el verano. La irritabilidad, pérdida de apetito, apatía y alteraciones de sueño son algunos síntomas que podrás superar rápidamente con los siguientes consejos.

Programa tu regreso

Así como planeaste tu viaje durante tanto tiempo, planea de igual manera tu regreso. No es recomendable que vuelvas un día o unas horas antes al trabajo. Date un par de días para organizarte, mentalizarte y descansar. Esto ayudará a tu mente y cuerpo a no sentir el cambio de forma radical y a regresar con mejor actitud.

síndrome postvacacional

No lunes

Integrarte puede ser lo más complicado, pero volver de tus vacaciones al inicio de la semana puede ser mortal. Planifica tus días e intenta incorporarte un día miércoles o jueves. Esto te motivará en gran manera ya que comenzarás de forma progresiva. Asimismo, el fin de semana estará mucho más cerca, lo que te alegrará a trabajar.

síndrome postvacacional

Vuelve a lo que te gusta

La realidad te ha caído de inmediato y la mejor manera de sobrellevarla es retomando tus actividades lúdicas. El ejercicio es especialmente beneficioso ya que te mantendrá activo y concentrado. No olvides alimentarte correctamente y dejar por un momento, los extenuantes manjares y bebidas que disfrutaste en tus vacaciones.

síndrome postvacacional

Continuar leyendo: 8 tips para viajar con amigos

Retoma tus sueños

Vacacionar es sinónimo de alterar muchas cosas de tu vida rutinaria. Una de ellas es tu horario para dormir, el cual seguramente fue modificado. Procura dormir tus 7 u 8 horas y darle a tu cuerpo el descanso que necesita. El cansancio físico solo empeorará tu vuelta además de provocar otros malestares.

síndrome postvacacional

Piensa positivo

Aléjate de los pensamientos negativos y pesimistas. Es cierto, has vuelto al trabajo pero no es el fin del mundo. Platica las historias de tu viaje a tus amigos, trae un recuerdo de tus vacaciones a la oficina o planea una fiesta. Estas ideas te darán un motivante extra además de ayudarte a sobrepasar lo rutinario.

síndrome postvacacional

Crea una nueva meta

Pensar en pendientes, obligaciones y tareas llenarán tu cabeza de estrés y no te dejarán concentrarte. Una de las mejores maneras para superar el síndrome postvacacional es fijarte una nueva meta. Algo que quieras comprar, realizar o cumplir. Esto te ayudará a buscar un fin especial que te lleve a trabajar constantemente y no dejar tu mente inactiva.

síndrome postvacacional

Planea tus próximas vacaciones

Aunque suene un poco acelerado, enfocarse en el próximo destino puede ser un analgésico ante la incertidumbre. Siempre habrá tiempo para más vacaciones y días de descanso. Ahora debes trabajar duro, cumplir tus metas y cuando menos te lo esperes, estarás nuevamente en ese lugar que tanto te hace feliz. Uno de los mejores consejos para superar el síndrome postvacacional.

Síndrome postvacacional