Los bosques en México son sitios en los que podrás disfrutar de vistas impresionantes y un clima que te invita a disfrutar de una bebida caliente. Tal es el caso de Amecameca, lugar en donde hace algunos años se organizan para vender el arbolito de Navidad.  De hecho, es toda una experiencia, ya que en este sitio lograrás cortar con tus propias manos el arbolito de Navidad  que tu elijas.

Ya viene la Navidad

Amecameca

La temporada de fiestas de decembrinas está a punto de llegar, y con ella se vienen tradiciones únicas. Antes que nada, esta tradición llegó a México en 1869 y con el tiempo se ha convertido en un artilugio más para recibir esta época.Por esta razón, en el país se han edificado lugares específicamente para la compra y venta del famoso arbolito de Navidad. Todo esto gracias a los espacios naturales con los que cuenta  México, logrando experiencias pocas vistas en el mundo.

arbolito de Navidad en Amecameca

En Amecameca existe un lugar llamado el Bosque de Árboles de Navidad justo a una hora de la Ciudad México. Dicho bosque se encuentras divido en dos secciones. La primera esta ubicada a tan solo 5 minutos de la Hacienda Panoaya. La segunda, se esta a 10 minutos en automóvil, es la que se aproxima más a las faldas del Popocatépetl.

Por otro lado, las dos entradas son gratuitas y en ellas tendrás la oportunidad de cortar tu arbolito de Navidad.  Antes que nada, no debes preocuparte por llevarte tu acha para cortarlo, ya que ahí mismo te prestan herramientas como serruchos. Asimismo, lo cubren con una red especial y cuerdas para que puedas llevarlo a tu hogar.

No debes preocuparte por tu economía, los arboles tiene un costo $795 sin importar el tamaño o especie. El costo del arbolito de Navidad incluye un pase familiar para 6 personas. Además, te regalan un arbolito para que lo plantes en donde tu quieras.

El medio ambiente

Muchas personas tienen la idea de que el comprar un arbolito de Navidad tiene consecuencias grabes para el medio ambiente. Sin embargo, según especialistas, cuando cortas un árbol no muere, sino retoña y genera más árboles.

De hecho, este bosque de arboles navideños inició su historia hace 54 años, cuando la región del Valles de México presentaba problemas forestales. Actualmente, este lugar de ha convertido en el bosque más grande de la República Mexicana. Con el dinero de la venta de los arbolitos de Navidad se invierte en el cuidado y  reforestación del sitio.

Finalmente, si el tiempo no te permite disfrutar de este sitio puedes regresar otro fin de semana y recorrer el bello Amecameca.

Continua leyendo: Comida típica del Estado de México