La piratería en nuestro país inició con la Conquista, pues todo ese oro y riquezas atraían a toda clase de bandidos que asaltaban puertos y barcos. Como no todos fueron tan carismáticos y divertidos como el Capitán Jack Sparrow, este es un recuento de los piratas más temibles que atacaron México, así como los lugares donde realizaron sus fechorías.

  1. Pirata, mago y asesino en San Juan de Ulúa

san-juan-el-portal

Comenzamos con uno de los piratas más temibles que atacaron México; John Hawkins, el primer inglés en traficar esclavos negros. Este corsario (pues estaba bajo el servicio de la reina); fue nombrado caballero por sus reprobables actos. Su fama se debe a que, para matar, fingía leerles el futuro a sus enemigos o realizaba trucos de magia. Atacó el puerto de San Juan de Ulúa, en Veracruz.

  1. El terror que atacó Campeche

campeche de noche

William Parker es el segundo en nuestra lista. Logró entrar en Campeche, ayudado por un vecino de la ciudad al que descuartizó después. Aunque los habitantes pudieron repelerlo de la ciudad después de 17 días de combatir a su tripulación calle por calle, capturó una nave llena de plata. Este es considerado el peor asalto que sufrió este puerto mexicano.

  1. El doble agente del Golfo

yucatan-playa

Jean Lafitte, junto con su hermano Pierre, son otros de los piratas más temibles que atacaron México. Este espía doble vendía su espada al mejor postor. Tal fue su fama, que llegó a ser conocido como “el Rey de Barataria” por los otros piratas. Se refugiaba en Isla Mujeres para asolar la península de Yucatán.

  1. El pirata por quien se amuralló Campeche

muralla-campeche

De origen holandés, este criminal conocido como Lorencillo realizó una terrible masacre en San Juan de Ulúa; acabando con gran parte de la población. Secuestró a los niños para venderlos. Repitió su macabra obra dos veces en Tampico, incendiándolo todo. Tras tomar la ciudad de Campeche, el puerto fue amurallado para evitar otra tragedia similar.

  1. ¿El verdadero Jack Sparrow?

bandera-pirata-rota

Jean David Nau, mejor conocido como François l’Olonnais, es considerado el pirata más sanguinario; pues torturaba a sus prisioneros y le sacaba el corazón a uno para morderlo y escupirlo en la cara de los demás. Se convirtió en pirata y recibió un navío del gobernador de la Isla de la Tortuga para combatir a los españoles en el Caribe. Fue capturado en Campeche, pero logró escapar robando un buque enemigo mientras su tripulación era fusilada.

Los españoles nunca pudieron vencerlo. Finalmente, fue capturado por indígenas de una tribu kuna que le dieron muerte en un ritual.

  1. Mansafar, el conquistador

caribe mexicano

Cerrando el conteo de los piratas más temibles que atacaron México, tenemos a Edward Mansvelt. Conocido como Mansafar, fue mentor de otro gran pirata: Henry Morgan. Sus actividades eran más similares a una conquista, pues tomaba puertos y ciudades para convertirlos en bases piratas. Atacó por todo el Caribe, pasando por Campeche y extendiendo sus dominios más allá de Panamá.