Alive Unique

La cultura rarámuri, endémica del norte de México, resguarda tradiciones y creencias que están presentes en la cocina, una de las más tradicionales de México.

Gastronomía rarámuri

Para adentrarse en el mundo rarámuri hay que viajar hasta Chihuahua, el estado más grande México; uno de los más áridos que tenemos, en el que han logrado imponerse los habitantes de esta comunidad, cuyas tradiciones y cultura son hoy todo un referente del sincretismo mexicano.

Al igual que otras comunidades indígenas, destacan por los ritos que realizan a lo largo del año, así como por su cocina, que está íntimamente ligada al calendario de festividades que tienen.




Siendo el maíz uno de los pilares, este ingrediente se encuentra presente en distintos platillos y bebidas, que van de una tortilla hecha a mano al tesgüino, un fermentado que es muy consumido por estos lares. Flor de calabaza, chile, calabacitas, quelites, plantas y diferentes hierbas de olor, complementan el abanico de sabores de esta tradición culinaria.

Al igual que el tesgüino, uno de los platillos que es el más característico es el tónari; una especie de estofado de res que se prepara especialmente durante las fiestas grandes que tienen, siendo la Semana Santa y la celebración de la Virgen de Guadalupe las más fastuosas.

Carne de chivo, ardilla, conejo, venado, ratón y lagartija, también es recurrente en las mesas de la comunidad, por lo que si vas de paso por Barrancas del Cobre o Creel, municipios chihuahuenses, prepárate para degustar sabores a los que nunca antes te habías adentrado.

Catas a la Mexicana