El estado de Chihuahua se posiciona como uno de los destinos con más atractivos ecoturísticos y de turismo de aventura. Prueba de ello es este sitio que te llevará a las entrañas de la tierra para descubrir su gran pasado. Se trata de las Grutas de Coyame, las cuales se distinguen de las del resto del país por sus características.

Grutas de Coyame y sus millones de años

Grutas de Coyame

Específicamente, lo que hace distinto a las Grutas de Coyame de cualquier otra en México es lo que posee dentro. Claro, encontrarás las estalagmitas y estalactitas con caprichosas formas –y propiamente bautizadas–, que por sí solas son muy atractivas. Pero algo que verás en esta red subterránea que no verás en otros lados son reliquias antiguas: fósiles de dinosaurio.

Grutas de Coyame

Estos huesos de dinosaurio petrificados e incrustados en sus paredes de roca caliza son, además, prueba de que Chihuahua alguna vez estuvo sumergido bajo el agua. Es por ello que el acceso a las Grutas de Coyame se mantiene limitado. En parte para preservar estos artefactos históricos y en otra para mantener la humedad que mantiene a las formaciones rocosas.

Un gran recorrido

Grutas de Coyame

Si bien su trayecto es algo largo, es también reconocido por ser un recorrido sencillo de realizar para cualquier persona. Cabe mencionar que antes de iniciar tu recorrido, deberás descender una profundidad de 84.3 metros, así que lleva ropa cómoda. Y una vez que llegues, no olvides disfrutar de todas las maravillas y extrañas formaciones rocosas que se encuentran aquí.

Grutas de Coyame

En total, son 17 salas las que conforman el recorrido de mil 330 metros dentro de las Grutas de Coyame. Para el acceso, se ingresan grupos de 15 a 20 personas, liderados por un guía, con una hora de duración. Para poder entrar, se debe pagar en taquilla una cuota de 50 pesos por persona, con varios horarios para entrar.

 

Continuar leyendo: Las celestiales Grutas Nombre de Dios