Heredero del espíritu virreinal e histórico de Zacatecas, Guadalupe es una preciosa ciudad hecha museo. Sus calles parecen los pasillos de una inmensa galería y su ambiente de paz regional te hace sentir la calma de un santuario de verdades. El nuevo Pueblo Mágico de México se compone de una encantadora riqueza arquitectónica así como parte de la historia de todo este estado. Prepárate para caminar por las venas latentes de este corazón platero.

Cuna de palacios

Guadalupe, ubicado a tan solo 9 kilómetros y 10 minutos de distancia de la ciudad de Zacatecas, es uno de los poblados más antiguos del norte del país. Por esa misma razón, su desarrollo y crecimiento viene estrechamente ligada con la conservación de su patrimonio. Aquí es donde destaca su más grande tesoro y joya: el Museo Virreinal de Guadalupe. Éste edificio se encuentra ubicado en el Centro Histórico de la localidad y fue levantado en 1707 para ser el tercer colegio franciscano de América.

Museo Virreinal de Guadalupe

Dentro de su enigmático cuerpo de realidades, se pueden ver grandes capillas y un claustro que exhibe una vasta colección de arte virreinal. De igual manera, existen obras de importantes artistas de la época como Miguel Cabrera y Antonio de Torres. El lugar se convirtió en el primer museo de todo el estado en el año de 1917. Hoy en día, cuenta con 27 salas de exhibición, una sillería del coro franciscano y las capillas que funcionaban como enfermería y biblioteca.

Museo Virreinal de Guadalupe

Continuar leyendo: 6 actividades en Zacatecas totalmente gratis

Apacible belleza

De Guadalupe, se desprende vida y naturaleza de concreto. La misma que ha dado pie a grandes construcciones como la Ex Hacienda de Bernárdez y el Centro Platero de Zacatecas. Es precisamente en este sitio donde sobrevive la enorme tradición de este material. Aquí se encuentra una escuela de artesanos que convierten la plata en verdaderas obras de arte.

platería de Zacatecas

No muy lejos de estos sitios, también se encuentra el Templo de Guadalupe. Éste edificio se define por sus torres desiguales, una de estilo barroco y la otra de tendencias islámicas. Los detalles de la iglesia, la han convertido en uno de los mayores atractivos del municipio. Los cielos se abren y cierran al mismo tiempo que un parpadeo cuando éste lugar se hace más grande. Y es que Guadalupe parece intacta ante el tiempo y su paso.

Templo de Guadalupe

Así de pleno y espectacular es el nuevo Pueblo Mágico de México y Zacatecas. Una invitación a un escape hacia el pasado donde todo, absolutamente, tiene una verdad.