La belleza de nuestro idioma radica en la fusión de distintas lenguas. El nuevo y el viejo mundo aún en nuestros días convergen en la forma en la que hablamos. Desde palabras comunes hasta algunas que sólo usaríamos en ocasiones especiales, la herencia náhuatl sigue presente en el lenguaje. Aquí enlistamos algunos de estos vocablos que te resultarán sumamente familiares:

Zoquete

Aunque esta palabra la usemos para calificar a alguien poco inteligente, en realidad tiene otro significado. Zoquete se le denomina a un trozo grueso de madera, generalmente corto, que resulta al cortar uno más grande.

zoquete_madera

Jícara

La expresión “bañarse a jicarazos” tiene origen en la herencia náhuatl. Xicalli, que significa vasija o pocillo, era la palabra utilizada por nuestros ancestros para referirse a la corteza de la calabaza. Los españoles, a su vez, utilizaban la palabra xicra y al juntarse ambas lenguas resultó la palabra jícara que usamos hoy en día.

jicara

Popote

Los intentos por los españoles de persuadirnos para usar pajilla al referirnos a este aditamento resultaron en vano. Popotl que significa paja, es parte de la herencia náhuatl en el lenguaje y una palabra extremadamente popular. Recuerda disminuir su uso pues son muy dañinos para el medio ambiente.

popote

Achichintle

Significa “el que chupa agua” y era usado por los aztecas para referirse a los ayudantes de las personas que sacaban agua de los manantiales. Ahora les decimos achichintles a todos a quienes asistan a alguien a su tarea. Esto gracias a la herencia náhuatl.

achichintle

Jocoque

¿Qué es un taco árabe sin el jocoque? Los poblanos no podemos decirnos así sin haber probado esta delicia cuyo nombre tiene origen en la voz náhuatl xococ, que significa ácido o agrio. Este delicioso postre de leche tiene un sabor especial gracias al barro donde es cocinado.

herencia náhuatl

 

 

Si quieres conocer más palabras de origen prehispánico puedes utilizar el Gran Diccionario Náhuatl creado por la UNAM.