El arte urbano es toda expresión artística producida en las calles, usualmente hecho de manera anónima e ilegal. Proviene de la frase en inglés Street art y también es conocido como arte callejero en países de habla hispana. Sin embargo, ahora existen espacios y agrupaciones dedicadas a promover esta expresión de una manera sana bajo un marco legal. La capital del país no se ha tardado en atrapar esta tendencia, por lo que aquí hay cinco espacios de arte urbano en CDMX.

Flora y fauna mexicanas

Jaguar

La encontrarás en la Calle de la Santísima, esquina con Emiliano Zapata, en el Centro Histórico. Este arte urbano muestra el simbolismo que rodea a la figura del jaguar. Es un animal que representa a los guerreros y es también considerado el señor de los animales. Encima de éste crecen plantas anaranjadas que representan al aspecto sagrado de la naturaleza. A su lado se encuentran otros animales como el camaleón, armadillos, guacamayas y un guajolote, mostrando diversidad.

La Catrina

La Catrina

Se encuentra en el Centro Histórico, en Diagonal 20 de Noviembre. Muestra a uno de los íconos más populares del país: la Catrina. Sin embargo, se diferencia de la figura tradicional al presentar rasgos claramente vivientes. Esta figura se asocia tanto con la muerte como con el vivir plenamente.

Rostros del mestizaje

Rostros del Mestizaje

Se ubica en la Calle de la Santísima, esquina con Emiliano Zapata, en el Centro Histórico. De derecha a izquierda se ve en este arte urbano una serie de rostros. Cada una representa diferentes aspectos y personajes, como a la experiencia, al dios Xipe-Tótec y más. Es en realidad una representación del ciclo de la vida y la muerte.

Corazón

Arte urbano de Corazón

Está en el Centro Histórico, en Diagonal 20 de Noviembre, en una cortina metálica. Es la silueta de un corazón  humano con diferentes colores y texturas. Su imagen un tanto onírica y surrealista recuerda muy fuerte a las pinturas de Frida Kahlo.

Mazoyiwua

Arte urbano de Mazoyiwua

Localizada en la Calle de la Santísima, esquina con Emiliano Zapata, en el Centro Histórico. Es un paisaje que simboliza la cosmovisión que tenían los pueblos prehispánicos acerca del mundo. Particularmente, la de los indígenas yaquis y mayos.