Categorías

7 recomendaciones para mochileros en su primer viaje
Destinos
Hoteles
Gastronomía
Pueblos Mágicos
Tips
Curiosidades
Mexicana por el mundo
Rotonda del Mar

destinos

La bizarra Rotonda del Mar

Comparte

El malecón de Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco, es uno de los principales atractivos turísticos de esta playa. Habiendo palmeras y una saludable zona comercial a lo largo de éste, permite dar una tranquila caminata con hermosos paisajes. Por ello, el que haya una plaza con extrañas estatuas conocida como la Rotonda del Mar es algo muy curioso.

 

Una foto publicada por Alejandro Mireles (@mirelongas05) el

 

¿Qué es la Rotonda del Mar?

La Rotonda del Mar es la obra de un artista originario de la ciudad de Guadalajara: el escultor Alejandro Colunga. Fue construida a finales de 1996 y consiste en una serie de ocho estatuas creadas con el metal de bronce. Éstas no sólo se encuentran ubicadas en intervalos irregulares entre ellas, sino que se caracterizan por sus extrañas siluetas aformas.

 

Una foto publicada por Eric Sepúlveda (@ermian25) el


En realidad, cada una de las estatuas en la Rotonda del Mar son sillas, con éstas viendo hacia el mar. Cada una de ellas tiene en la parte superior una representación impresionista de animales marinos, por ejemplo un extraño pulpo. A su vez, muchas de ellas usan como soporte patas que parecen garras o pies, dándoles un toque algo orgánico. Por esta razón, parece que su diseño es caprichoso, aunque la influencia de H. P. Lovecraft es algo ya innegable.

 

Una foto publicada por Miguel Naranjo (@phixelle) el


El propósito de estas estatuas, de acuerdo con el creador de las mismas, es atraer a la interacción del público. Invitan a los visitantes a tomarse fotografías con ellas y en algunas el color bronce ha sido pulido a dorado. A final de cuentas, la Rotonda del Mar no es un sitio donde debes esperar a que lleguen hombres encapuchados. Es un sitio que, con una estética única, invita a todos sus visitantes a acercarse para tener una nueva perspectiva. Es por ello que este atractivo en el malecón de Puerto Vallarta se ha vuelto una parada para cualquier turista.

Por: Arturo Gutiérrez

Escribe un comentario