Cerca del Pueblo Mágico de San Joaquín, en el estado de Querétaro, se encuentra una zona arqueológica de gran belleza. Se trata de Ranas, del cual no se sabe de manera exacta a qué grupo indígena perteneció en el pasado. Para que sepas un poco más acerca de ella, a continuación te platicamos un poco más de este lugar prehispánico.

Los orígenes del sitio arqueológico

Sitio arqueológico Las Ranas

La zona arqueológica de Ranas data del periodo prehispánico y en algún momento fue considerada como un importante centro ceremonial. Se cree que fue habitado de los años 600 a 200 a.C., siendo éste abandonado entre 900 y 1000 d.C. De ahí fue ocupada nuevamente por los chichimecas en el siglo XVI, siendo un centro de control religioso, político y económico sobre las regiones aledañas.

Las Ranas

Como centro de comercio, Ranas llegó a dominar todas las vías alrededor de Sierra Gorda. Era común que su población explotara sulfato de mercurio, también conocido como cinabrio, muy demandado por otros pueblos indígenas. Era común utilizar este pigmento rojo para pintar cerámica y paredes, a la vez que se utilizaba también en ofrendas funerarias.

La actual Ranas

Ranas




En la actualidad, Ranas es un importante mirador arqueológico caracterizado por sus terrazas y por la formación de sus estructuras. Aquí se pueden ver tres juegos de pelota alineados sobre un eje, habiendo justo aquí también impresionantes estructuras ceremoniales circulares. Desgraciadamente, no se han llevado a cabo muchos estudios arqueológicos en esta área para determinar más sobre su antigua historia.

Ranas

Para finalizar, su nombre surge luego de que se fundara la misión de San Nicolás Tolentino en el año 1622. Este lugar, que hoy es el actual San Joaquín, Querétaro, se encuentra en un lugar llamado Paraje de las Ranas. Es por ello que Bartolomé Ballesteros bautizó a este sitio arqueológico en 1872 con el nombre que hoy todos conocen.

 

Continuar leyendo: La zona arqueológico de Comalcalco

Alive Unique

Escribe un comentario