Cuando pensamos en Sinaloa, usualmente imaginamos alguna de sus increíbles playas, sus Pueblos Mágicos y Señoriales o su deliciosa comida. Pero difícilmente pensaríamos que aquí existe un sitio con miles de años de antigüedad, donde están remanentes de antiguas personas. Sin embargo, eso es justo lo que se puede encontrar en la playa conocida como Las Labradas en este estado.

¿Qué son Las Labradas?

Las Labradas

La playa de Las Labradas obtiene su nombre debido a las piedras que se encuentran a la orilla del agua. Estas formaciones rocosas son en realidad petroglíficos, es decir, piedras con grabados hechos a mano hace ya miles de años. Debido a esta herencia, este sitio es considerado como una zona arqueológica por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Las Labradas

En total, son más de 600 los grabados rupestres que se pueden encontrar esparcidos a lo largo de Las Labradas. Se cree que fueron realizadas entre 750 y 1250 D.C., aunque algunos estudios sugieren que fueron realizadas en el año 3000 A.C. Se desconoce a cuál grupo étnico pertenecen, por lo que estos petroglíficos aún se encuentran rodeados de misterio.

¿Cómo llegar?

Las Labradas

Debido a su importancia cultural, el INAH declaró a Las Labradas como zona arqueológica el 30 de noviembre de 2012. Entre los dibujos se aprecian representaciones antropomorfas, es decir, de personas, así como zoomorfas o de animales de la época. A su vez, hay muchísimas con figuras geométricas, tales como círculos concéntricos, espirales, cruces y muchas otras de gran variedad.

Las Labradas

Para llegar a Las Labradas, se debe tomar la autopista Mazatlán-Culiacán y tomar la desviación en el km 51 de ésta. Ahí se deben dirigir al poblado de La Chicayota, de donde a continuación deberán tomar un camino de terracería. El trayecto para llegar a esta zona de monumentos arqueológico en el estado de Sinaloa es de aproximadamente 2.5 kilómetros.

 

Continuar leyendo: Las cascadas y pozas de Vado Hondo, Sinaloa