Cuando uno piensa en las maravillas naturales conocidas como cenotes, uno inmediatamente piensa en los ubicados en la Riviera Maya. Sin embargo, este sitio no es el único que sirve como hogar para estos repositorios de mantos acuíferos en México. Prueba de ello son los cenotes de Aldama, que se encuentran ubicados dentro del estado de Tamaulipas, al norte mexicano.

¿Qué son los cenotes de Aldama?

Lejos de la Península de Yucatán y más cerca de Estados Unidos se encuentran los cenotes de Aldama, maravillas naturales. A pesar de ser cenotes, aquí se les conocen comúnmente como pozas y son de mayor profundidad que los de Yucatán. Llegar a ellos no es fácil, pues están en propiedad particular a través de 14 kilómetros de notoria terracería.

Sin embargo, llegar a los cenotes de Aldama es una actividad que recompensa por la inmensa belleza de estos depósitos. En total, son tres los cenotes o pozas que aquí encontrarás: El Zacatón, Poza Verde y Cueva de los Cuarteles. Y a continuación te platicaremos de lo que puedes ver y hacer en cada uno de estos maravillosos sitios naturales.

¿Cuáles son?

La Poza El Zacatón es tal vez el más famoso de los cenotes de Aldama en el estado de Tamaulipas. Se le conoce así por el islote flotante de zacate que se mueve de un lado a otro con el agua. Es también el más profundo, pues de acuerdo con la NASA, tiene una profundidad de 317 metros, bastante impactante.

Cueva de los cuarteles

Poza Verde es el siguiente de los cenotes de Aldama y son aguas azul oscuro contrastan con la verde vegetación. Tiene una profundidad de 200 metros y aquí se encuentran las pozas de La Pilita y la llamada La Azufrosa. Finalmente, la Cueva de los Cuarteles no es meramente un cenote, sino también una galería con diversos tragaluces y hundimientos.

Continuar leyendo: Qué hacer en Tamaulipas