El otoño es la época perfecta para despertar, preparar un café y regresar a la cama. Mirar por la ventana y dejar que el sentimiento del cambio nos envuelva. Ser como las hojas que abandonan el árbol impulsadas por el viento. Por eso, tenemos para ti el recuento de los cinco mejores lugares para pasar el otoño en México.

1. Capulálpam, relajación

Si necesitas escapar del ajetreo cotidiano, Capulálpam es el sitio adecuado. Sus casitas con paredes de adobe parecen señalarnos desde nuestra llegada que todo ahí será acogedor. Su gente tiene esa calidez que necesitas para relajarte. El tiempo no corre aquí.

Capulálpam de Méndez
Capulálpam de Méndez

Disfruta de su gastronomía con una colorida variedad de moles, enfrijoladas con tasajo y los clásicos chilaquiles. Aperitivos para la especialidad del lugar: tlayudas y tamales de mole negro, acompañados por el delicioso chocolate de agua. Platillos excepcionales para otoño.

Capulálpam de Méndez, en el estado de Oaxaca, es sinónimo de buena cocina y amabilidad.

2. Ciudad de Mier, motivación

¿Buscas motivación? Ciudad Mier, en Tamaulipas, está plagado de historias de pioneros que superaron tierras inhóspitas y prosperaron. Los atractivos naturales del lugar van desde la pesca deportiva en sus extensas presas y navegar sus ríos caudalosos, hasta disfrutar sus balnearios naturales.

Pesca deportiva

Los platillos que debes probar son el cabrito al ataúd y el caldo “fiscaleño”. Este oasis en el desierto mexicano te llenará del vigor que buscas. Y en octubre se celebra el Festival Internacional de Tamaulipas, un despliegue de manifestaciones culturales que te asombrarán durante el otoño.

3. Cosalá, sol

Para los que extrañan el sol, se encuentra Cosalá. Ubicado entre Mazatlán y Culiacán, este pueblo en Sinaloa está lleno de sol, comida deliciosa y construcciones coloniales. Ambientado con música de banda, devolverá la sonrisa a tu rostro.

Cosalá, Sinaloa
Cosalá, Sinaloa

Este colorido pueblo mágico te ofrece frutos en conserva, machaca e historias de fantasmas. Dicen que sus calles están habitadas por fantasmas que en octubre celebran las fiestas patronales del municipio. Así que ten cuidado, pues estás en riesgo de saludar a alguien que no podría estrechar tu mano.

4. Cuetzalan, posibilidades

Escondido en la neblina, Cuetzalan te prepara la incertidumbre. Sus calles suben y bajan buscando despistarte. Por fortuna, el corazón de la estirpe indígena que late orgulloso en su gente, será tu recompensa.

Cuetzalan, Puebla
Cuetzalan, Puebla

Abundante comida tradicional, como los guisados con quelites y acamayas al mojo de ajo, conviven en armonía con restaurantes de comida internacional en este municipio del estado de Puebla. Todo acompañado por el seductor aroma de uno de los cafés más reconocidos de México.

Si la aventura vive en ti, no puedes dejar pasar la oportunidad de practicar rapel en sus cascadas y recorrer las reservas naturales de este lugar. Al final, prueba el yolixpa; un aguardiente hecho a base de hierbas que no te decepcionará.

5. Pátzcuaro, tradición

Finalmente, no puedes perderte el día de muertos en el lago de Pátzcuaro, Michoacán. Muros blancos y techos de teja acompañan las casonas antiguas que rodean la plaza central.

Pátzcuaro, Michoacán
Pátzcuaro, Michoacán

Su cultura te espera en cada calle, así que déjate atrapar por el encanto de las tradiciones mexicanas. El platillo que debes probar es la sopa tarasca, los uchespos, los tamales de zarzamora y de postre una nieve de pasta.

Si lo que necesitas es conectarte con las raíces mexicanas, Pátzcuaro es la opción ideal para visitar en otoño.

Alive Unique

Escribe un comentario