El pozole es una de las delicias gastronómicas de nuestro país. Si bien tiene sus orígenes en la época prehispánica, no sería lo que es hoy sin ingredientes traídos desde Europa. Es por ello que a continuación te platicaremos acerca de los distintos tipos de pozoles que existen a lo largo de México.

La receta básica de este platillo se mantiene relativamente constante a lo largo del país. Se trata de una especie de caldo de maíz –específicamente cacahuazintle–, con pollo, cerdo o res como ingrediente secundario. A partir de esta sencilla receta se han derivado tipos de pozoles, casi habiendo uno o más por estado.

Existen dos grandes subclasificaciones en los tipos de pozoles. Primero están los blancos, donde la base es la sopa de maíz y carne. A éstos el comensal le agrega ingredientes al plato, como salsas, condimentos y otros. Después vienen los condimentados, caracterizados porque su sazón se agrega al momento de la cocción. Es por esta razón que adoptan colores como rojo o verde.

Ahora que ya hemos hablado de la base de este alimento, discutiremos más a detalle los tipos de pozoles que hay:

Pozole hidrocálido

Pozole hidrocálido o de Aguascalientes, uno de los tipos de pozoles

El primero de los tipos de pozoles es también conocido como pozole estilo Aguascalientes. Se diferencia del resto debido a la carne que usa, pues su ingrediente principal es lengua de res. Su caldo es un poco viscoso, como atole y lo encuentras en variedades blanco y rojo.

Pozole yucateco

Pozole yucateco

Tal vez el más distinto de todos los tipos de pozoles en México. Para empezar, no se trata de un platillo caliente, sino de un alimento refrescante. Se originó con los antiguos mayas y consiste en maíz pozolero hecho masa, el cual puede ser dulce o salado. Si es dulce se acompaña con miel o azúcar. Si es salado, con chile habanero.

Pozole guerrerense

Pozole guerrerense

A continuación, sigue uno de los tipos de pozoles que es más común en su presentación verde. Sin embargo, es posible también comerlo blanco o rojo. Siempre se sirve en cazuelas de barro y puede llevar pollo, cerdo e incluso mariscos, sardinas o huevo, dependiendo de la zona del estado donde sea preparado.

Pozole jalisciense

Pozole estilo Jalisco

Junto a las tortas ahogadas, la birria y el tequila, éste es uno de los tipos de pozoles típicos de la Perla Tapatía. Casi siempre es rojo por llevar chile guajillo o ancho. También es común prepararlo con cerdo, en especial pierna, cabeza y espinazo.

Pozole sonorense

Pozole estilo Sonora

Otro de los tipos de pozoles, éste se prepara al norte del país. Difiere en los chiles que usa, utilizando chiles verdes, casi siempre Anaheim o chilaca, además de chile colorado. Casi siempre es preparado con puerco.

Pozole poblano

De los tipos de pozoles, éste es de los más ligeros y nutritivos. Casi siempre es blanco y preparado con pollo, aunque también hay variaciones con cerdo. Es común encontrarlo en las pozolerías de la capital, siendo disfrutado en familia.

Pozole colimense

Pozole Colima

Finalmente, llega otro de los tipos de pozoles blancos. Éste viene acompañado tanto de carne como de huesos de cerdo, para dar más sabor. Se prepara con oreja, cachete, chamorro o cueros. Está para chuparse los dedos.