Viajar debería convertirse en un derecho de la vida. Una manera de encontrarse con uno mismo a través de infinitos senderos y atardeceres de calor. En mi intento por lograr este cometido llegue hasta las mágicas tierras de Kenia. Un país que encierra misticidad, tradición y naturaleza tan salvaje como divina. Soy Montserrat Rubio y esto es Mexicana por el mundo: Kenia.

Tierra mágica

Llegar hasta estas áridas tierras implica un sentido distinto de alejarte de los comunes destinos turísticos y adentrarte en un lugar de belleza cálida y cultura milenaria. Kenia se localiza en la parte oriental del continente africano. En su vasto territorio se pueden observar desde las grandes montañas del interior hasta las bondades del Océano Índico.

vista de animales paseando por la selva africana
A pesar de las condiciones climáticas que imperan en estos países, tuve la oportunidad de encontrarme con un clima fresco y apacible que refresca el alma. Este enorme país es conocido por ser uno de los principales destinos de los amantes del safari. Un espectáculo natural que muestra lo mejor de la naturaleza real que pocos conocen. Tuve la preciada e increíble oportunidad de haber convivido con una tribu conocida como los Masái, habitantes de la región Masái Mara. Comúnmente a los turistas los llevan a un lugar a donde los Masái bajan y les ensenan como brincan pero yo tuve la dicha de adentrarme el Masái Mara y encontrarme cara a cara a esta tribu.

ave volando en un lago en Kenia
Pobladores místicos

Los Masái viven normalmente en tribus pequeñas y son liderados por un guerrero destacado en sus habilidades para cazar. Los hombres desde los 17 años hasta los 26 años se dedican a ser “guerreros” (Masai warriors). Salen todos los días a recorrer a pie caminos kilométricos para cazar. Otros más se quedan a cuidar la “village” de la amenaza de los leones, elefantes, leopardos y demás predadores. Ellos cazan con una lanza y un palo para knockear a la caza. Aquel que logre cazar un león es el que puede tener más mujeres.

nativos de Kenia saltando
La cultura Masái es culturalmente polígama. Las mujeres se dedican al “kettle“. Esto se refiere al cuidado de las vacas, hijos y construir las casas. Estas guerreras escogen a sus hombres por las habilidades que tienen para cazar y para saltar. Se dice que entre más alto saltan, más fértiles son.




vista de elefantes de Kenia
De igual manera, pude mirar algunos de los espectáculos de la naturaleza más increíble de Kenia como el Cráter Ngorongoro así como el lago Turkana. Ser una Mexicana por el mundo me ha permitido profundizar en las riquezas de este planeta infinito donde tenemos mucho que ver y tanto que experimentar. Hasta el próximo Mexicana por el mundo.

Continuar leyendo: Conoce al hombre que ha visitado TODOS los países

Alive Unique

Escribe un comentario