Por encima de todo Mazatlán, se levanta una obra que colorea el firmamento sinaloense. Sus cientos de colores reflejan la luz de todos los días y sus decenas de figuras, dan identidad a esta región al norte de México. Sus 24.56 metros de altura pueden parecer sorprendentes pero lo es mucho más el hecho de que esta espectacular obra fue hecha por un solo hombre. Es el mural de Mazatlán, el más grande del mundo en su tipo.

Obra de sentimientos

Localizado dentro del Mazatlán International Center, esta obra tiene por nombre “Desarrollo histórico, económico y turístico del Mar de Cortés”.  Está integrado por 105 paneles de 3 por 5 metros cada uno. Cuenta con una altura de 24.56 metros y una extensión de 68.34 metros.

Mural de MazatlánLa obra fue inaugurada en el año de 2009 y gracias a su espectacular sintonía de colores y formas, fue acreedora al Record Guinness del mural más grande del mundo hecho por una persona, Ernesto Ríos Rocha. El mural de Mazatlán refleja al mítico Mar de Cortés y sus grandes momentos. Aquí se pueden ver importantes capítulos como la llegada de los misioneros españoles y la riqueza del mar mexicano.

Mural de Mazatlán

Continuar leyendo: Visita el Acuario Mazatlán en Sinaloa

Con estos elementos, Ernesto Ríos ha creado una obra en la que pone en equilibrio las formas y colores de sus materiales. Debido a la orientación del edificio, sus figuras contrastan con la luz del amanecer y el reflejo del atardecer. El mural refleja grandes dimensiones sobre la historia, cultura, naturaleza y geografía dentro de la vida mazatlense. Su estilo intenso y expresivo se conjuga a la perfección con los elementos utilizados como esculto-pintura, cerámica, cantera y herrería desmontable.

Mural de Mazatlán

La obra de Ríos Rocha subraya ecológicamente la necesidad de los tesoros de la tierra, mares y costas. El mural de Mazatlán cuenta con 1 millón 678 mil 430 metros cuadrados. Hoy en día, sigue ostentando el título del más grande del mundo hecho por una persona.