El mes de diciembre es un lleno de fiestas, que van desde Navidad, Año Nuevo, la Virgen de Guadalupe, etcétera. Sin embargo, hay una fiesta decembrina que se celebra en el estado de Oaxaca que, en definitiva, debes conocer pronto. Nos referimos, claro está, a la Noche de Rábanos, una de las celebraciones mexicanas más tradicionales en esta entidad federativa.

 

Una foto publicada por Mezcal Tosba Oaxaca (@tosbamezcal) el

 

¿Qué es la Noche de Rábanos?

 

Una foto publicada por Omar Daniel Velasco Ruiz (@omio_dani) el


La Noche de Rábanos es un concurso que se lleva a cabo en la ciudad de Oaxaca de manera anual. Ésta es celebrada cada día 23 de diciembre, es decir, el día que se lleva a cabo el Mercado Navideño. Y, como su nombre indica, todo el concurso ya mencionado gira en torno a la creatividad en estos deliciosos tubérculos.

 

Una foto publicada por yukillo (@yukillo) el


Los participantes en la Noche de Rábanos crean escenas o figuras a partir de este alimento para que puedan participar. Estas creaciones artísticas son entonces ingresadas a concursar en distintas categorías, lo que lo convierte en una popular actividad navideña.

 

Una foto publicada por Stefany 👸📷 (@stefanyhsphoto) el

 

¿Cómo inicia?

 

Una foto publicada por Dyego Evanz (@call_me_dyego) el


La Noche de Rábanos surge desde la época virreinal y surge como una táctica que utilizaban granjeros para atraer compradores. Sin embargo, no fue hasta el año 1897 cuando esta actividad fue reconocida de manera oficial como un concurso oaxaqueño. Si bien su origen fue uno comercial, poco a poco la gente empezó a crear estas creaciones como un ornamento.

 

Una foto publicada por Dav!d Pozo (@eattothebeat69) el


Las figuras talladas durante la Noche de Rábanos tienen, como es de esperarse, una temática que se basa en religión. Es común que haya escenas que demuestren el nacimiento de Jesús en Belén, aunque ya hay más categorías para ver. Es común ver escenas de rábanos tallados que representan la Guelaguetza, posadas, Día de Muertos, Danza de la Pluma, etcétera. El evento no dura más de unas horas debido al poco tiempo de vida de los rábanos después de cortarlos.