Ladridos, aplausos, chiflidos y sobre todo, muchas caricias, ya forman parte del Perro Parque, el primer parque para perros en México. Este santuario de peludos se encuentra en la ciudad de León, Guanajuato, dentro del zoológico de la ciudad. Con más de 2 hectáreas, el sitio promete convertirse en un verdadero santuario canino y la mayor muestra de cariño que tenemos por ellos.

Santuario canino

En presencia del entrenador de perros más famoso del mundo, César Millán, el Perro Parque fue inaugurado en presencia de cientos de leonenses y decenas de caninos de todo tipo de razas. “Esta es una muestra al mundo de que nosotros los mexicanos no solamente abrimos el corazón de ciertas cosas, sino también a los animales”, declaraba el reconocido adiestrador ante aplausos y ladridos.

parque para perros en León

Continuar leyendo: 7 playas para perros en México para tus próximas vacaciones

El parque para perros se encuentra dentro de una superficie de 2.5 hectáreas donde se incluyen zonas de descanso y pista de trote. En el sitio también se puede observar un chapoteadero, lago artificial, áreas de entrenamiento, servicio veterinario y áreas verdes. El Perro Parque ya se encuentra en funcionamiento y listo para recibir a decenas de canes. Aquí podrán ejercitarse, descansar y divertirse junto a sus dueños y otros perros.

Parque para perros en León

En el lugar también se impartirán diversas pláticas, así como clínicas de entrenamiento. Estas serán realizadas por personas especializadas en la materia.

Parque para perros en León

El costo de entrada al parque es de 10 pesos por persona y la misma cantidad por perro. El único requisito es llevar la carta de vacunación actualizada de cada mascota que se desee ingresar. También se puede comprar un abono especial el cual será válido por un año. Este acceso tiene un costo de 900 pesos. Los días miércoles, habrá un descuento del 50 por ciento para todos. El parque para perros se encuentra abierto de las 7 a las 19 horas de lunes a domingo. Los caninos ya tiene un nuevo hogar, uno que siempre los recibirá con mucho cariño.