Por los cerros que componen a la Sierra Gorda de Querétaro se oculta un asentamiento prehispánico único en su tipo. Su nombre significa en lengua huastecacerro de fuego”. Se cree que durante el solsticio de invierno, cuando el sol se alinea con la cima del Cerro Alto, este lugar “arde” estrepitosamente. No es una ilusión, es la pura realidad de la zona arqueológica de Tancama.

Fuegos de montaña

La zona arqueológica de Tancama se localiza a unos 13 kilómetros de distancia del poblado de Jalpan de Serra en el estado de Querétaro. Curiosamente, desde este sitio, se puede ver la carretera que conduce por su periferia pero desde este mismo punto no se puede ver nada del asentamiento huasteco. Tancama mira a todos pero nadie ve a Tancama.

TancamaPor la forma del terreno, los primeros habitantes levantaron terrazas y plataformas sobre las cuales se construyeron diversos conjuntos arquitectónicos. En el sitio se han encontrado hasta ahora cerca de 42 estructuras de diversos tamaños y formas. La mayoría de sus construcciones fueron hechas a base de lajas de piedra y taludes, muy similar a las zonas de Ranas y Toluquilla.

Ciudad de tres rostros

Tancama posee tres grandes plazas en desnivel que marcan el ritmo de la ciudad: El Mirador, Santiago y La Promesa. Cada una de ellas representa una etapa diferente de lo que sus pobladores crearon con el paso del tiempo. El descubrimiento de una gran cantidad de objetos y conchas marinas hace ver la relación que tuvo con la costa del Golfo de México. Luego de ser ocupada por otros grupos como Pames, Jonaces y finalmente chichimecas, la zona fue abandonada hasta la llegada de los españoles quienes establecieron diversas misiones franciscanas en toda la Sierra Gorda de Querétaro.

TancamaLa zona arqueológica posee también el juego de pelota más pequeño de toda Mesoamérica con apenas 18 metros de largo. También destaca el edificio conocido como “La Mariposa de Cobre”. Este es llamado así debido a que fue encontrado un par de aretes en forma de mariposa. También destaca el edificio de los Cráneos, de la Culebra Azul y el de las Espinas de Mantarraya.

TancamaTancama se ubica a unos 10 kilómetros de Rincón de Tancama. Para llegar se debe tomar la carretera federal que va de Jalpan hacia Landa de Matamoros, desviándose en carrera de Tancama. Se puede visitar de lunes a domingo de 9 a 16 horas.

Continuar leyendo: Las zonas arqueológicas de México más insólitas