Es tiempo de intentar una nueva aventura. No se trata de tomar un road trip en coche, ni de viajar en autobús. Tampoco se trata de tomar un avión para ir de aeropuerto en aeropuerto. No, lo que ahora te proponemos es elegir un crucero, para que tu experiencia sea como ninguna otra. Y para que tu primera vez no sea una mala experiencia, aquí te dejamos algunos tips sobre cómo elegir el mejor para ti.

Crucero

Organízate

Asegúrate bien de revisar cuántos días dispones de vacaciones y si esas fechas se acomodan bien con los días en los cuales el crucero que deseas saldrá del puerto que elegiste. Hay algunos que duran 3 días, llamados minicruceros y hay otros que viajan por todo el mundo, que pueden llegar a durar hasta 3 meses. ¡Hay muchas opciones!

Puntos de tierra

Ir en crucero no se limita a la experiencia en bote. Se trata también de ver y disfrutar los lugares en los cuales desembarcarás. Investiga qué es lo más interesante para visitar al lugar donde vayas.

Temporadas clave

Recuerda que los cruceros, si bien no tienen prácticamente un límite hacia dónde pueden dirigirse, suelen moverse por temporadas. Así, tal vez en verano encuentres muchas más opciones para llegar al Mediterráneo, mientras que en invierno abunden las ofertas al Caribe. También hay algunos  con rutas fijas a lo largo del año.

El target es importante

¿Quieres subir a un crucero con gente joven? ¿Tal vez uno enfocado a gente de la tercera edad? ¿O tal vez quieras ir por el Caribe en un crucero gay? Asegúrate de que la navería que escojas sea la más adecuada al viaje que deseas.

Camarotes

De preferencia, elige un camarote que esté arriba de la línea de flotación del barco y en el área central, pues así podrás evitar o reducir mareos.