Categorías

Delfinario Sonora, diversión en Guaymas
Destinos
Hoteles
Gastronomía
Pueblos Mágicos
Tips
Curiosidades
Mexicana por el mundo

destinos

Toluquilla, leyenda bajo los árboles

Comparte




Algunos la llaman la contraparte de la zona arqueológica de Ranas. Otros más, se sinceran y defienden la autonomía y belleza única de este sitio decorado de árboles que refrescan hasta el alma y diversos castillos de piedra. Algunos otros, preferimos simplemente caminar por sus estrechas calles de piedra y disfrutar de las historias que cuelga en cada esquina. Es Toluquilla, un sitio que te llevará al pasado.

Sitio de remembranzas

La palabra Toluquilla es un vocablo hibrido que proviene de la raíz náhuatl tolloa que describe la acción de jorobarse y el termino castellano illa, lo que tendría como significado “cerro jorobado” o “jorobadillo”. Esta envidiable zona vivió dos grandes épocas. La primera abarca desde el 300 a.C al 500/600 d.C. La segunda, y responsable de legar un gran número de edificios, fue del 600 d.C. al 1350 después de Cristo.

ToluquillaEn esta ciudad vivían los sacerdotes y personas relacionadas con el culto. El resto de la población se instaló en los alrededores en un gran número de caserías. Cuando los españoles llegaron a esta zona, la ciudad estaba abandonada 200 años atrás. La urbe fue levantada en la cima de un cerro de forma irregular y alargada. Hasta el momento, se han hallado cerca de 120 edificios entre los que destacan cuatro juegos de pelota, diversos templos y algunos cuartos destinados para uso religioso.

ToluquillaZona de historias

También sobresale en esta zona la construcción de drenajes, ciertos rasgos arquitectónicos y diversos muros hacia afuera o cornisas en saledizo. También se pueden ver hiladas de piedra más hundidas o remetidas rodeadas por hiladas más salidas. Durante su apogeo, la zona fue explotada por la existencia de yacimientos minerales. Los materiales empleados en la construcción son de piedra laja, arcilla, piedra y lodo.

ToluquillaA pesar de no ser tan conocida como la zona arqueológica de Ranas (muy cercana), Toluquilla posee una gran importancia por ser un punto estratégico desde donde se controlaban sitios menores, minas y asentamientos. Fue hasta el año de 1872 cuando un grupo de ingenieros de minas arribaron a la zona. Con el paso de los años, ha recibido a decenas de arqueólogos y especialistas que continúan siendo sorprendidos por la magia de la zona.

ToluquillaToluquilla se ubica a unos 110 kilómetros al noreste de San Juan del Río, Querétaro. Puede ser visitado de lunes a domingo de 9 a 17 horas. La entrada general es de 45 pesos y cuenta con un estacionamiento y servicio de sanitarios.

Continuar leyendo: Las zonas arqueológicas de México más insólitas

Por: Miguel Escudero

Escribe un comentario