Durante muchos años, El Zacatón fue un mundo sin medidas. Un sitio arrinconado del exterior en donde pocos se atrevían a llegar y mucho menos se atrevían a desafiar. Durante épocas, este cenote localizado en el municipio de Aldama, Tamaulipas, se convirtió en el precipicio más enigmático del planeta. Hasta un día, el que un gran conquistador llegó al fondo del misterio. 319 metros de profundidad, 319 vidas de distancia del cielo al fondo de la Tierra. Así es El Zacatón, el cenote más profundo del mundo.

Un abismo sin fin

Al llegar a El Zacatón puedes notar que el silencio y la tranquilidad son absolutos. Debes en cuando, el canto de las aves rompen la calma que gobierna la zona. Sumamente extraño es saber que este refugio de los dioses, reservados para la península de Yucatán hasta hace unos años, habita en la parte suroriental de Tamaulipas.

El Zacatón, TamaulipasEl nombre de este paraíso vertical proviene de las islas de zacate (pasto) que flotan sobre el cenote. A tan sólo diez metro de profundidad existe un túnel que conecta al cenote con el nacimiento del río. A pesar de su enigmática belleza, El Zacatón es un lugar que encierra misterios e intentos por conquistarla. Sheck Exley, uno de los mejores buceadores de la historia, alcanzó el récord de inmersión más profunda perdiendo la vida.

El Zacatón, TamaulipasEl Zacatón forma parte de varias simas o cavernas con agua en el Rancho La Azufrosa, cerca de la ciudad de Aldama. El agua cuenta regularmente con un clima entre los 30 grados celsius, altamente mineralizada y con un olor sulfuroso. Para llegar hasta aquí se deben recorrer cerca de 14 kilómetros de terracería. A sus alrededores se encuentran otras fosas además de una serie de cuevas donde se encuentran pinturas rupestres y otras zonas para disfrutar del ambiente tamaulipeco. Este gran cenote es una forma diferente de descubrir el norte de México, una zona repleta de misteriosos sitios donde todo descansa.

El Zacatón, TamaulipasContinuar leyendo: Qué hacer en Tamaulipas