10 cosas que nadie sabe del Museo Nacional de Antropología

Con más de 50 años de existencia, el Museo Nacional de Antropología es más que un recinto que encierra los tantos ayeres de México. Hablamos del más grande epicentro histórico donde se resguarda y difunde el rico pasado de nuestro país a través de una inmensa variedad de objetos y piezas de precio incalculable. Pero un sitio de estas magnitudes no puede pasar desapercibido de tantos secretos y leyendas. Por ello, aquí te traemos un listado de las cosas que seguro no sabias de este espectacular palacio de historia.

Tláloc en su esplendor

El enorme monolito de Tláloc, ubicado en la entrada de Reforma, sigue siendo un curioso objeto de estudio y leyendas. Tras su descubrimiento en San Miguel Coatlinchan, Estado de México, se traslado hasta la Ciudad de México mediante un arduo trabajo de logística para soportar sus 165 toneladas y siete metros de altura. Ese día, una gran tormenta de más de dos horas, azotó a la capital mexicana. Tiempo después, los pobladores de la comunidad mexiquense revelaron que luego de la sustracción del quinto monolito más grande del mundo, las lluvias cesaron en su comunidad. Hasta el día de hoy, la pieza sigue siendo estudiada ya que algunos especialistas creen que en realidad es la representación de la diosa Chalchiuhtlicue

vista de la escultura de tláloc
Foto: ellobobobo.com

Hogar de artistas

A comparación de otros museos nacionales, este recinto fue construido y labrado por una gran cantidad de artistas mexicanos. Esto se puede ver en Dualidad, la obra de Rufino Tamayo donde se representa a Quetzalcóatl y Tezcatlipoca. De igual manera, El mundo mágico de los mayas, de Leonora Carrington, es un fiel reflejo de los eternos pueblos peninsulares. En este espacio también conviven obras de Jorge González Camarena y Pablo O’Higgins. Es de destacar que la gran mayoría de estas pinturas fueron hechas exclusivamente para el museo, algo inusual en México.

vista del mural dualidad de rufino tamayo
Foto: @santiago_savi

Objeto de robo

Mientras miles de mexicanos disfrutaban de la cena de Nochebuena el 24 de diciembre de 1985, dos estudiantes de veterinaria extrajeron 140 piezas de las salas Maya, Mexica y Oaxaca. El hecho fue catalogado rápidamente como “el robo más grande al patrimonio de México”. Durante el proceso de búsqueda, se llegó a ofrecer una recompensa de 50 millones de pesos a quien diera información clave. Años después, las piezas fueron localizadas, así como la aprehensión de uno de los responsables. Hasta el día de hoy, el segundo involucrado no ha sido localizado ni se tiene información de su paradero. Este anecdótico suceso fue fuente de inspiración de la cinta mexicana Museo de 2018, dirigida por Alonso Ruizpalacios y protagonizada por el actor Gael García Bernal.

fotograma de la pelicula museo
Foto: culturacolectiva.com

Un museo dentro de otro museo

La grandeza del Museo Nacional de Antropología ha ocasionado que dentro del mismo recinto, exista uno más. Esto ya que, de las 250 mil piezas existentes, solo 8 mil de ellas están en las salas permanentes y el resto ocupan la enorme bodega del museo. Sin embargo, lejos de ser un problema de espacio, el causante principal es el discurso museográfico, ya que en cada sala se cuenta una historia especifica.

interior del museo nacional de antropologia
Foto: mxcity.com

Más que un paraguas

El esplendoroso “paraguas”, ubicado en el patio central del museo, es más que un divertido lugar en el que los niños, y no tan niños, corren a mojarse. Se trata de unas de las cubiertas colgantes más grandes del mundo ya que ocupa una superficie de 4 mil 467 metros cuadrados. La columna principal que sostiene la estructura se encuentra revestida de bronce y cuenta con un relieve escultórico que representa los cuatro puntos cardinales. Esto es obra de los hermanos Chávez Morado a partir de un diseño concebido por Jaime Torres Bodet.

vista de la columna del museo nacional de antropologia
Foto: inah.gob.mx

En donde los presidentes se encuentran

En 1962, dos años antes de su inauguración, Jaqueline Kennedy, en un viaje junto a su esposo, John F. Kennedy, visitó el museo. La pareja fue recibida por el presidente Adolfo López Mateos y ella tuvo la oportunidad de conocer el recinto. En 2013, el mandatario estadounidense Barack Obama conoció al museo y dio un discurso a estudiantes en donde mencionó la importancia de este lugar en la cultura e identidad nacional. Incluso un par de años antes, Felipe Calderón decidió pronunciar su quinto informe de gobierno en este sitio ante la cancelación del acto en el Auditorio Nacional.

presidentes de mexico y estados unidos hablando
Foto: quien.com

Años de creación

Aunque su construcción tuvo un periodo de 19 meses, su concepción abarcó muchos años más. La colección que hoy se encuentra dentro del museo comenzó a reunirse hace más de 150 años a través de la observación de diversos recintos antropológicos alrededor del mundo. Y si hablamos de la edad de lo mostrado, se sabe que las salas abarcan más de 40 mil años de historia, desde la época prehistórica hasta la actualidad.

persona recorriendo el museo nacional de antropologia
Foto: inah.gob.mx

Recinto de identidad nacional

Para el Museo Nacional de Antropología, resguardar tesoros de la identidad mexicana le es sumamente normal. Esto se refleja en la sala Mexica donde se encuentra la representación más antigua del escudo nacional: el Teocalli. En esta pieza se puede observar a un águila devorando a una serpiente sobre un nopal tallada en piedra. De igual manera, aquí sobrevive la esplendorosa Piedra del sol, uno de los monolitos más antiguos de la cultura mexica, que con sus 24 toneladas y 3.60 metros de diámetro, fue trasladado desde la calle de Moneda a este lugar.

vista del teocalli
Foto: wikipedia.com

Museo que invita

Más allá de los 5.5 kilómetros de recorrido que abarca el museo y las miles de piezas e historias que aquí se cuenta, este lugar es también un sitio de sensaciones y sentimientos. Esto gracias a la escultura de bronce en forma de caracol que se encuentra en el patio central. Tiene por nombre El Sol del Viento y fue concebida por el artista Iker Larrauti. Su principal función es emular, mediante sonidos, diversos instrumentos prehispánicos.

personas entrando al museo nacional de antropologia
Foto: inah.gob.mx

El mejor en todo

Si pudiéramos resumir la importancia del Museo Nacional de Antropología lo haríamos con decir que, hasta el día de hoy, es el más visitado de todo México. De acuerdo con datos oficiales, entre 1.3 y 2.3 millones de personas arriban a este lugar cada año. En 2005, el récord de visitas llegó hasta las 2 millones 328 mil personas. Su importancia es tal que forma parte del Google Art Project, en el cual se ofrecen recorridos virtuales desde cualquier parte del planeta.

Foto: miguenfected

Museo Nacional de Antropología: Av. Paseo de la Reforma s/n, Bosque de Chapultepec I Secc, Ciudad de México.

Foto de portada: Ole Steffensen

Continuar leyendo: Los museos más insólitos de México