Por todos es sabido que la ciudad más grande e importante del Bajío es León. Aquí se desarrolla una importante vida industrial y económica, pero también cultural y artística. Así, en los últimos años el destino ha florecido de manera espectacular.

Prueba de ello es Código 37000, La Ruta de la Moda y los Negocios en León. Un producto turístico recientemente lanzado que se nutre de los cuatro aspectos más importantes de la urbe. En primer lugar se encuentra la moda, gracias a la tradición en curtiduría que existe en estos lares pero también a la innovación en diseño. Posteriormente el turismo e identidad, aspectos que van de la mano y que colocan a esta metrópoli como uno de los imperdibles guanajuatenses. Finalmente, tenemos a la gastronomía, misma que abordaremos a continuación, a través de cuatro hotspots y restaurantes en León.

Y es que, especialmente en el último ámbito, León se ha dotado de propuestas culinarias que rinden tributo a las raíces. Pero también son una muestra de cómo la creatividad se impone, reinterpretando conceptos de la vieja cocina. Y, por si fuera poco, la mixología también se hace presente, retomando elementos muy mexicanos, pero con un toque contemporáneo. Prueba de ello son estos cuatro restaurantes en León, que sin duda representan lo mejor de la escena restaurantera local. ¡Buen provecho!

Blu

La foto de Blu

El primero de los cuatro restaurantes en León. De propuesta arriesgada y sabores irreverentes que, ante todo, son siempre honestos. Lo que Blu ofrece es un tributo a la improvisación y al buen comer, sin tener que pagar de más. Aunque las preparaciones son sencillas –como un wrap vegetariano, entomatadas o chilaquiles– los sabores te hacen sentir como en casa. Además, el lugar por sí solo es un imán que atrae al espíritu bohemio. Aquel que siempre busca la comodidad que sólo el hogar puede ofrecer.

La Conchuda

La foto de La Conchuda León

Un tributo a las antojerías de antaño. Eso es lo que se puede encontrar al visitar La Conchuda. De hecho, el concepto es de tostadería de barrio, por lo que aquí las estrellas son las tostadas preparadas con diferentes guisos tradicionales… o no tan tradicionales. Entre atún ahumado, cochinita pibil y hasta carne tártara, los sabores terminan de explotar en la boca cuando se acompañan de una sangría de la casa bien fría o un agua de horchata. Disfruta de la segunda parada en los restaurantes en León.

María Luisa

Cóctel

Estar en María Luisa es como entrar a la casa de los abuelos. Un lugar acogedor y con buena comida te aguarda en este espacio. Pero al ser un gastrobar, los tragos no pueden faltar: Luz de día, Tierra de Guanajuato y Mexcalli aderezan una carta ya de por sí exquisita. Lo mejor es venir al caer la tarde, cuando la garganta necesita hidratarse mejor y los amigos están libres para compartir. Ensaladas, hojaldres, pastas y especias se fusionan en un menú que tienes que probar para creer.

Clandestina 74

Barra de Clandestina 74

Para finalizar este recorrido por estos cuatro restaurantes en León habrá que hacer lo posible por pasar de incógnitos. Se trata de Clandestina 74, un lugar que posee una peculiar oferta de tragos pues, más que cócteles son historias en formato de bebida. Aquí la ginebra es la estrella, pues es el sitio en el Bajío con más etiquetas de este destilado. Por cierto, si deseas acceder al establecimiento, tienes que estar muy pendiente de sus redes sociales. Ahí publican la clave y sólo aquel que conoce el código podrá disfrutar de una noche entre estas paredes.