Si hay un regalo que México le ha dado al mundo, es en definitiva el cacao, origen del delicioso chocolate. Famoso en muchísimas partes por su sabor, se ha logrado convertir en parte de la cultura de muchos otros países. Pero no tienes que viajar tan lejos para deleitarte con su sabor y probar así los mejores chocolates del mundo. A continuación, te decimos dónde encontrar las mejores chocolaterías en Ciudad de México y así te cumplas ese rico antojo.

New Art Xocolatl

New Art Xocolatl

Dirección: Av. San Fernando No. 649 local 40, Col. Peña Pobre

Ya con 20 años de experiencia. La elaboración de chocolates confitados es la especialidad de este negocio de CDMX, fusionando técnicas de preparación prehispánicas con europeas.

Arboldi

Arboldi

Estas chocolaterías cuentan con más de diez sucursales en toda CDMX, incluyendo en Polanco, Condesa, Lindavista, Santa Fe y más. Se enorgullecen de producir chocolates y confiterías cien por ciento artesanales, utilizando materia prima de origen sólo artesanal, siempre garantizado. Por ello, todos sus productos son frescos, además de que son distribuidos a todas sus sucursales de manera siempre diaria.

Que Bo!

Que Bo!

El concepto de estas chocolaterías en Coyoacán, Polanco, Roma y Centro Histórico es uno muy original: es chocolatería mexicana evolutiva. Si bien conservan la esencia  del estilo y sabor mexicano, todas sus creaciones son de concepción original y grandes ideas. Prueba de ello es uno de sus chocolates más famosos: el que viene acompañado con queso de cabra. ¡Qué delicia!

Tout Chocolat

Tout Chocolat

Dirección: Amsterdam No. 153, Col. Condesa

Al ser un lugar boutique, es de las chocolaterías más intrépidas y coloridas que encontrarás en toda Ciudad de México. Macarrones de chocolate con fresa, bombones, galletas, chocolates con mezcal, en fin, toda una gama de productos de primera calidad.

Motivos Prehispánicos

Momentos Prehispánicos, de las mejores chocolaterías de CDMX

Dirección: Museo Nacional de Antropología e Historia

Si las otras chocolaterías ya mencionadas buscaban la innovación, ésta busca la tradición. Todos son productos rinden homenaje al pasado prehispánico en formas de barras de cacao.