Si hay algo que distingue a Oaxaca de todo el país, es sin duda su extraordinaria gastronomía. Repleta de historias, familias e ingredientes singulares, esta cocina ha traspasado el espacio y tiempo para convertirse en la flagrante bandera de un lugar 100 por ciento mexicano. Conoce más de este rubro con los siguientes platillos típicos de Oaxaca y atrévete a probarlos todos.

Chapulines

Igual que la gran mayoría de componentes de la gastronomía mexicana, la oaxaqueña es extravagante y desafiante. En este estado algo de lo que siempre se podrá presumir es sin duda su tradición chapulinera. Estos pequeños insectos son de los más consumidos en toda la región. Ya sea en un crujiente taco o acompañando a un delicioso guacamole, todos deben disfrutar este manjar sí o sí.

chapulines

Tasajo

No existe mesa oaxaqueña donde el tasajo no tenga cabida. Y es que su simple aroma y sabor es capaz de enamorar a toda persona que se decida a probarlo. Consiste en tiras de carne deshidratadas y saladas para obtener un sabor más intenso. Este procedimiento hace que la carne conserve su esencia sin alterar su consistencia. Suelen formar parte de las tlayudas o comerse de forma práctica sin algún acompañante.

Tasajo

Tlayudas

Hablar de las tlayudas es un tema muy serio en Oaxaca. No solo estamos ante uno de los platillos típicos de Oaxaca más icónicos, es también un manjar que reúne historia y legado al mismo tiempo. La tlayuda consta de una tortilla de maíz tradicional que se prepara en los valles centrales de Oaxaca. Consta de queso oaxaqueño, col, tasajo y una salsa hecha en molcajete.

tlayuda

Mole

Tan icónico como el tequila mismo, el mole es sin duda uno de los platillos típicos de Oaxaca más importantes. No es mentira que dentro de este estado, la cultura del mole va más allá de la mesa. Se ha mezclado en la cultura de su gente y sus ricas tradiciones. Y no es para menos, los siete moles (amarillito, negro, coloradito, chichilo, verde, manchamanteles y rojo) albergan historias y familias que pocos platillos pueden evocar con un bocado.

mole

Sopa de guías

Para los que no conozcan a las guías, estos consisten en los tallos tiernos y las puntas de las playas como el chayote y la calabaza. Con este toque natural y fresco, la sopa de guías suele acompañarse con chochoyotes (bolitas de masa de maíz) y otros ingredientes comunes como elote, flores de calabaza, calabacitas, entre otros ingredientes. Uno de los platillos típicos de Oaxaca imperdibles.

sopa de guías

Mezcal

Oaxaca no puede ser Oaxaca sin el sabor y la esencia del mezcal. Sin embargo, aunque no es única de esta región, sí es el lugar donde se ha mezclado con las raíces culturales de todo el estado. Esta bebida espirituosa suele acompañarse con naranja y sal de gusano, al puro estilo oaxaqueño. A sorbos pequeños es como se debe degustar este manjar que nunca dejará de existir en Oaxaca.

mezcal

Continuar leyendo: 7 mezcales que debes probar