6 razones para escaparse a Tlayacapan

Tlayacapan es ese tipo de lugares donde todo, absolutamente todo, es un viaje de emociones y sentimientos. Desde su misma localización, entre grandes montañas y cielos azules, hasta los grandes tesoros que resguarda dentro, como sus construcciones y artesanías, este Pueblo Mágico de Morelos es encanto y tranquilidad al instante. Pretextos para visitarlo hay miles, pero para ser más directos y concretos, aquí te dejamos estas seis razones para escaparte a Tlayacapan y vivir el verdadero Morelos.

Por su hermoso convento Patrimonio de la Humanidad

No podríamos pensar en mejor carta de presentación de Tlayacapan que el maravilloso Ex Convento de San Juan Bautista. El edificio fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996 gracias a su espectacular conjunto de detalles y estilos arquitectónicos. Cuenta con un pequeño museo de sitio donde se exhiben algunas momias, diversas capillas murales y un sinfín de objetos y tesoros.

fachada del templo de Tlayacapán
Foto: wikipedia.com

Por el Centro Cultural La Cerería

Nació durante el siglo XVII como una fábrica de velas. Tras el estallido de la Revolución Mexicana, fue usada como cuartel por Emiliano Zapata y su ejército. Años después, permaneció en el abandono hasta hace unos años, cuando se le rescató para dar vida al actual recinto cultural La Cerería. Actualmente, se ha convertido en uno de los recintos artísticos más importantes por sus exhibiciones y muestras.

fachada del centro cultural la cerería
Foto: zonaturistica.com

Por la hermosa Ex Hacienda de San Nicolás

A pesar de encontrarse en ruinas, la Ex Hacienda de San Nicolás es sin duda alguna uno de los mayores tesoros de Tlayacapan. Perteneció a Hernán Cortés, quién la heredó a su nieto llamado Pedro. Aunque el tiempo ha sido duro con el lugar, no deja de ser un enclave repleto de pasado e historia que merece ser visitado a través de un apacible paseo.

vista de Tlayacapan desde la ex hacienda de San Nicolás
Foto: mas-mexico.com

Por sus espectaculares capillas

Si pudiera existir un mote para describir la identidad de Tlayacapan, ese sería sin duda alguna “el pueblo de las capillas”. Dentro de este hermoso pueblo existe una diversidad de construcciones que destacan por su estilo y arte sacro. Entre las más importantes se encuentran la de Nuestra Señora del Rosario, la de San Agustín y la de San Andrés, también conocidas como las capillas de barrio. Recorrer cada una será como un viaje a las raíces de este hermoso lugar.

fachada de una de las capillas de Tlayacapan
Foto: launion.mx

Por el tradicional mole de Tlayacapan

Tlayacapan es también un mar de sabores y esencias y su mayor estrella y por la que muchos llegan hasta aquí es su delicioso mole verde de pepita o pipían. Este platillo se suele acompañar por con tamales de sal, charales y frijoles blancos. De igual manera, no dejes de probar el pan de maíz y canela además de una refrescante nieve de sabor.

plato de mole verde de Tlayacapan
Foto:masdemorelos.com

Por sus hermosas artesanías

Y si faltara algo más para visitar Tlayacapan, sus hermosas artesanías te convencerán de inmediato. En este Pueblo Mágico podrás darte una vuelta por sus talleres de barro y admirar el trabajo de los artesanos morelenses. También te recomendamos visitar la calle artesanal Emiliano Zapata, la Plaza del Alfarero y el mercado de artesanías y llevarte algún recuerdo de este hermoso paraíso.

puesto de artesanías en Tlayacapan
Foto: mas-mexico.com

Foto de portada: Tlamatini Molotla

Continuar leyendo: Conoce los parques acuáticos y balnearios de Morelos