No hay mejor manera de iniciar el año que viajando y no hay mejor lugar para viajar en enero que Mérida. La eterna ciudad blanca es un palíndromo de belleza que se disfruta de cualquier manera en la que se lea. La capital del estado de Yucatán es un santuario de tranquilidad rodeado de naturaleza. No existe camino que no muestre un poco de la infinita gracia citadina que reina en esta catarsis de modernidad, diseño e historia. Descúbrela con estas cosas que hacer en Mérida y comienza el 2018 en la mejor ciudad de México.

Dar una caminada por el Paseo Montejo

Inspirado en los Campos Elíseos de París, Francia, el Paseo Montejo es la caminata más bella por la historia yucateca. El idílico paseo esta cimentado sobre un estilo colonial europeo. A las orillas de esta hermosa avenida se encuentran las más impresionantes mansiones de la ciudad como Casa Peón de Minarete, Casas Gemelas, Casa Vales, Casa Peón de Regil y la Casa Quinta Montes Molina. Esta última puede visitarse y contemplar muchos de los objetos originales, dignos de cualquier castillo europeo.

Paseo Montejo, MéridaVisitar el Monumento a la Patria

Si al CDMX tiene al Ángel de la Independencia, Mérida presume con orgullo al Monumento a la Patria. Esta espectacular edificación realizada por el escultor Romulo Rozo, narra la historia de México y Yucatán a través de una serie de grabados de gran belleza. Se localiza al final del Paseo Montejo listo para mostrar el espíritu nacional y el orgullo del pasado maya, muy presente en la ciudad.

Monumento a la Patria, MéridaContemplar la Catedral de San Ildefonso

Conocido como uno de los edificios más impresionantes de toda la ciudad, la Catedral de San Ildefonso es la luciérnaga de piedra que nunca dejará de iluminar Mérida. El edificio consta de tres naves, una central y dos laterales. De igual manera, alberga una gran cantidad de tesoros arquitectónicos como capillas, pinturas y esculturas de la época de la Colonia. Recientemente, estrenó un espectáculo de luces al caer la noche, abierta a todo el público.

Catedral de San Ildefonso, MéridaDisfrutar de la cocina yucateca

Bien dicen que como la comida yucateca no hay dos y mucho menos tres. Y mucha razón hay en esto. La gastronomía yucateca cuenta con un sinfín de sabores, texturas y olores dignos de los dioses. Algunos de sus mejores platillos son las marquesitas, que las podrás en cualquier esquina del Centro Histórico, los papadzules, los panuchos, el ceviche y la mundialmente famosa, cochinita pinil.

Cocina yucatecaAdmirar la zona arqueológica de Chichen Itzá

No podrías decir que viniste a Mérida sin haber visitado la zona arqueológica de Chichen Itzá. Este recinto maya se ubica a tan sólo 120 kilómetros de la capital yucateca. Su importancia va más allá de un asunto turístico, se trata de la capital del mundo maya en donde habitan algunos de los edificios más impresionantes del pasado prehispánico mexicano como El Castillo, El Caracol y la icónica Pirámide de Kukulkán. Un recorrido por este sitio te hará probar un poco del infinito ambiente maya además de ser parte de una de las mejores cosas que hacer en Mérida.

Chichen Itzá, YucatánMaravillarse en Celestún

Para los espíritus aventureros que gustan de adentrarse al ritmo de la naturaleza, no hay mejor lugar que Celestún. Esta increíble reserva cuenta con la población más grande de flamingos rosas en todo México. El plumaje de estas coloridas aves ha dado una tonalidad única al río que pasa por la región. De igual manera, las zonas de mangle y sus manantiales conforman este espectáculo de la naturaleza.

Celestún, YucatánDescansar en la Plaza Grande

Corazón de una ciudad, cronometro de la vida y cielo maya, así es la Plaza Grande de Mérida. Esta enorme plancha ubicada en el Centro Histórico de la ciudad, cuenta con amplios jardines, ideales para caminar bajo la sombra de sus árboles. Se encuentra cercana a la Catedral, algunas sedes de gobierno y un sinfín de comercios para comprar artesanías y probar lo mejor de la gastronomía yucateca. Visitar la Plaza Grande es una de las mejores cosas que hacer en Yucatán.

Plaza Grande, MéridaContinuar leyendo: Haciendas en Yucatán, los aposentos del pasado