Igual a un millón de mares perdidos, los lagunas de México son una muestra de la enormidad geográfica de nuestro país. Entre montañas, bajo árboles o rodeados paisajes cautivadores, estas lagunas representan una opción viable para relajarse cerca del agua. Desde acampar cerca de su cuerpo hasta relajarse recorriendo sus alrededores, cada segundo aquí es dejarse abrazar por los colores de la tierra.

Lagunas de Montebello, Chiapas

Mejor forma de comenzar este recorrido no podría existir más que en Chiapas. El bello estado del suroeste mexicano es un paraíso de selvas y ecosistemas donde se encuentran las lagunas de Montebello. Estos hermosos espejos cuentan con una extensión de más de 6 mil hectáreas y 50 diferentes lagunas. El lugar se encuentra acordonado por enormes bosques de pinos y encinos. A pesar de ser un área natural protegida, se pueden realizar diversas actividades como campismo, senderismo y atravesar el lago en kayak.

Laguna de Bacalar, Quintana Roo

Ubicada en el pueblo del mismo nombre en el estado de Quintana Roo, la laguna de Bacalar es uno de los antiguos ojos del pasado maya. La gran cantidad de azules que pintan el agua de su superficie le ha dado el nombre de laguna de los 7 colores. Cuenta con una extensión de 42 kilómetros de largo y se encuentra a tan sólo media hora de la ciudad de Chetumal. A sus orillas se encuentran diversos restaurantes y hoteles ecológicos para descansar al cuidado de la Madre Naturaleza.

Laguna de BacalarLago de Pátzcuaro, Michoacán

Habitado por diversas islas a la luz del amanecer, se encuentra el lago de Pátzcuaro. Uno de los más grandes cuerpos acuíferos de nuestro país rodeado de folclóricos pueblos. Los pescadores hacen de veladores y amantes al mismo tiempo cada día. Al centro se ubica la isla de Janitzio en donde predomina el clima templado en donde los paseos en lancha resultan la mejor manera de conocerlo. Una de las mejores lagunas de México.

lago de PátzcuaroLaguna de Catemaco, Veracruz

La laguna de Catemaco es ese tipo de lugares en donde la naturaleza conecta profundamente con el alma del visitante. Este esplendoroso sitio es mágico desde su principio hasta el final. Aquí se encuentran dos islotes en donde habitan grandes familias de garzas blancas. Su enorme cuerpo es perfecto para la práctica de diversas actividades como la pesca, el senderismo y los paseos en lancha.

Laguna de CatemacoLaguna de Alchichica, Puebla

A las faldas del Citlaltépetl se encuentra este lugar de leyendas y paisajes inhóspitos: la laguna de Alchichica. El lugar se originó en antiguos cráteres por lo que cuenta con una gran cantidad de salinidad. Debido a su aspecto de otro mundo y colores diversos, diversas historias y leyendas han surgido de este lugar. Desde apariciones de ultratumba hasta avistamientos extraterrestres. Cerca del lugar se encuentran algunos restaurantes con la mejor comida típica de la región.

laguna de AlchichicaLago de Zirahuén, Michoacán

Michoacán es sin duda uno de los sitios con mayor diversidad natural y el lago de Zirahuén lo confirma. El lugar se encuentra conformado de tranquilas y suaves aguas en donde el color jade pinta todo su cuerpo. A los alrededores de este lago existen espesos bosques que cuentan con diversas cabañas con chimeneas estilo suizo. Ideales para pasar un fin de semana en compañía de tu familia y amigos.

lago de ZirahuénLagunas del Sol y la Luna, Estado de México

Como si se tratasen de un par de ojos verdiazules vistos desde el cielo, las lagunas del Sol y la Luna forman parte del hermoso paisaje dentro del Nevado de Toluca. Desde la época prehispánica, este lugar ha sido un sitio de peregrinación y rituales sagrados. Venir hasta este lugar es toda una experiencia profundamente espiritual y de resistencia humana ya que se encuentra a más de 4 mil metros sobre el nivel del mar. Dos de las lagunas de México más impresionantes.

Lagunas del Sol y la LunaContinuar leyendo: Montes Azules, fantasía chiapaneca