Para la mayoría de personas, el escuchar la palabra Quintana Roo, le es imposible pensar en los grandes resorts de Cancún; las hermosas costas de Playa del Carmen o las esplendorosas ruinas de Tulum. Sin embargo, un poco más hacia el sur de estos grandes centros turísticos, existe un lugar único, inimaginable y reservado para los verdaderos aventureros: Chetumal. El lugar que debes visitar y que aquí te decimos como enamorarte perdidamente de él.

Santuario del Manatí

Tal como su nombre lo dice, estamos ante el mayor refugio acuático de esta especie en todo México. Considerado como Área Natural Protegida, el Santuario del Manatí cuenta con un área de 281 mil 320 hectáreas, ocupando 15 por ciento de territorio de todo el estado. El lugar perfecto para conocer todo respecto a este grandioso animal y la forma en la que vive.

Santuario del manatí

Laguna Milagros

Algo de lo que puede presumir Chetumal respecto a otros sitios en Quintana Roo es sin duda, su serie de espectaculares lagunas. Entre su inmenso grupo, laguna Milagros tiene un sitio especial. Esto gracias a su fácil acceso y vista sin igual que abraza los alrededores. Aquí podrás pasar un agradable día en compañía de tu familia, pasear en lancha y refrescarte nadando en su agua cristalina.

laguna Milagros

Museo de la Cultura Maya

Al igual que toda ciudad de Quintana Roo, Chetumal también honra a su pasado maya. El Museo de la Cultura de Maya es un espectacular acervo que recoge lo más importante y trascendental de esta cultural sobre la región. Artesanías, maquetas, documentos, entre otras cosas, conforman tan solo un poco del esplendor maya que gobierna este sitio de leyendas y pasados.

Museo de la Cultura Maya

Zona arqueológica de Oxtankah

Además de ser la zona arqueológica más cerca a Chetumal, Oxtankah es sin duda, la más asombrosa. En sus inicios, este sitio formó parte de un circuito de ciudades instaladas a los alrededores de la capital quintanarroense. Hoy en día, el rastro de su grandeza se puede observar en sus titánicos edificios, estructuras y un ambiente natural tan profundo que te hará sentir en el pasado.

Oxtankah

Calderitas

Un poco más al norte de la ciudad, Calderitas gobierna con autoridad. Este pequeño territorio se caracteriza por ser un espacio virgen, inhóspito y profundamente apacible. Aquí podrás alquilar una lancha y navegar hasta la isla de Tamalcab. También es posible practicar la pesca, esnorquelear entre un mar de peces de colores y por supuesto, disfrutar de la gran variedad de restaurantes afamados que ofrecen lo mejor de la región.

Calderitas

Bacalar

Aunque no forma parte de Chetumal, Bacalar es un lugar que debe aprovecharse en cualquier oportunidad. Este Pueblo Mágico se ubica a solo 20 minutos de distancia y el llegar ahí, es todo un placer. Aquí podrás descansar y recorrer su hermosa laguna. De igual manera, es posible dar un largo recorrido y llegar hasta su zona de rápidos donde la adrenalina se siente a flor de piel.

Bacalar

Bahía de Chetumal

Al final de toda sugerencia o razón, no hay mejor manera de conocer a esta ciudad que por su hermosa bahía. El lugar, además de ser su más grande panorámica, constituye un autentico refugio de decenas de especies animales y vegetales. Te recomendamos dar un paseo por la bahía, contemplar sus aguas verdeazuladas y contemplar el Corredor Escultórico Chetumal. Este consiste de 19 esculturas construidas para mirar al mar por siempre.

bahía de Chetumal

Continuar leyendo: 7 lugares para redescubrir Morelia