De acuerdo con Eduardo Punset –escritor, político y conferencista español– existen tres maneras de reparar un corazón roto. La primera es, aunque la más difícil, la más efectiva: dejando que el tiempo actúe y se lleve todo. La segunda es a través del famoso “un clavo saca a otro clavo”, cuestión que no recomendamos mucho. Finalmente, la tercera manera de superar algo así es viajando.

Eduardo Punset: pensador y escritor español

De acuerdo con este famoso pensador de nuestra era, el cambiar por completo de panorama permite al cerebro reprogramarse. Ello deja que nos replanteemos prioridades y que dejemos ir a las personas que ya no están en nuestras vidas. Ya sea un lamentable deceso, una ruptura amorosa o el término de cualquier relación cercana, son el pretexto necesario para hacer las maletas y explorar nuevos lugares.

Y entre todos los lugares que puedes encontrar en México, a nuestra consideración, estos nueve pueden ayudarte. La mayoría de estas locaciones tienen playa, sin embargo, no todo es sol y arena, también importa la atmósfera que se respira. Así que, si tienes el corazón roto y quieres volver a ser el mismo de siempre, puedes empezar poniendo un pie por cualquiera de estos destinos.

Los Cabos

Arco del fin del mundo en Los Cabos, Baja California Sur

Si algo caracteriza a Los Cabos, es la tranquilidad que reina entre sus playas. Aquí puedes tener un momento sólo para ti sin que nadie ni nada te lo impida. Si los deseas, puedes darte una escapada a la Isla del Espíritu Santo, donde podrás alejarte por unos momentos de la civilización. Por supuesto, en el camino, podrás avistar lobos marinos y ballenas, magníficas criaturas que nos recuerdan lo increíble puede ser la vida.

Acapulco

Puerto de Acapulco al atardecer

Muchos fuimos a Acapulco cuando éramos niños y sin duda tenemos bellos recuerdos del puerto guerrerense. Y como dicen que recordar el es volver a vivir, vale la pena regresar a esos lugares en donde fuimos felices. Basta pasear por las playas de este lugar para darse cuenta que tiene algo que lo hace sumamente entrañable. Y es justamente ese cobijo lo que nos ayudará a sanar el corazón roto que nos aqueja.

Punta de Mita

Vista aérea de Punta de Mita, en Nayarit

Es en costas del estado de Nayarit que un corazón roto hallará alivio. Lejos del bullicio de lugares como Puerto Vallarta, esta localidad ofrece todo el encanto de la provincia pero con mar. Buena comida, apacibles atardeceres y el sonido de las olas son los mejores medicamentos para superar cualquier pérdida. Por supuesto, también es un lugar en el que –si así lo dispones– puedes conocer nueva gente, de casi de todos los rincones del mundo.

Mazunte

Mazunte, en la costa oaxaqueña

Si hay una palabra que define a todo el estado de Oaxaca, esa es magia. Aquí se vive la vida como en ningún otro lado pues, incluso la perspectiva de las situaciones cotidianas cambia drásticamente por estos lares. Quizá es la sabiduría ancestral de estos suelos o el encanto que las olas trae a Mazunte, lo cierto es que aquí los pesares no entran y sólo hay cabida para la calma, razón por la que un corazón roto hallará toda la paz que necesita.

Playa del Carmen

Playa del Carmen

Hay quienes dicen que a Playa del Carmen sólo se va de fiesta. Sin embargo, no sólo de eso está hecho este rinconcito que resulta buena idea para encontrar un poco de paz. Lejos del bullicio del siempre vibrante Cancún, la arena de aquí es una excelente opción para tener un poquito más de privacidad y tiempo para charlar contigo mismo. Aquí encontrarás toda la belleza del Caribe mexicano, pero con un poquito más de tranquilidad.

Isla Mujeres

Playas en Isla Mujeres

Pueblo Mágico, naturaleza y playa; qué más se puede pedir un corazón roto para sanar. Sin lugar a dudas, este es uno de los sitios más bellos en toda la República Mexicana. Por esta razón, aquí no tendrás tiempo de sentirte triste o solo, pues todo lo que te rodea será un recordatorio de lo sabio que es el tiempo y lo magnífica que la naturaleza también es. Sin duda, el mejor sitio para escaparte de aquello que nubla tus días.

Morelia

Centro de Morelia, capital del estado de Michoacán

Ya en tierra firme y lejos de las costas, Morelia es una excelente opción para encontrarte contigo mismo una vez más. Entre edificios coloniales de exquisita belleza y una calidez inigualable, esta ciudad te ayudará a recargar las baterías para volver a empezar. Y es que, además, aquí se come rico y el arte abunda tanto, que sin duda las reflexiones en torno a tu propia vida llegarán por sí solas, permitiendo que repares ese corazón roto.

San Carlos

San Carlos, Sonora

Muy al norte de México, en el estado de Sonora, aguarda con quietud este rincón. Pocos lo sospecharían, pero San Carlos ofrece el anonimato y la calma que requiere un corazón roto. Pero además, también posee espectaculares playas que son adornadas por los atardeceres más bonitos. Un lugar al que debes dirigirte si quieres alejarte para rodearte de una atmósfera positiva y renovadora.

Guanajuato

Vista de Guanajuato capital

Los callejoncitos de Guanajuato tienen algo que no hallarás en ninguna otra parte. Y si bien es perfecto para enamorados, esta ciudad capital no excluye a los solteros. Mucho menos a aquellos que están tristes. Aquí podrás hallar colorido y calidez por igual, aunado a mucho arte y escenarios perfectos para idear nuevos planes. Esta pequeña ciudad te permitirá emocionarte. Y sin sospecharlo, te hará sonreír de nuevo con todos los secretos que guarda entre sus antiguos edificios.