En el estado de Sonora se encuentra un Pueblo Mágico famoso por su arquitectura virreinal y por su mucha artesanía. Sus diferentes atractivos y ejemplos de arquitectura la han llevado a ganarse el apodo de “La Ciudad de los Portales”. Es por esta razón que a continuación te platicamos un poco más acerca de este asentamiento cuyo nombre es Álamos.

Una foto publicada por Danniel (@danielgf722) el

La historia de Álamos

Una foto publicada por Douglas McLaurin (@dougmclaurinmx) el


La historia de este lugar se traza al 8 de diciembre de 1865, fecha en la cual ésta fue fundada. Su primer nombre fue Real de la Limpia Concepción de los Álamos, su segundo nombre siendo Real de los Frailes.

Una foto publicada por VM Clau (@vmclao) el


Su época dorada ocurrió durante el siglo XIX debido a sus importantes venas de minas, que le dieron gran renombre. Tal fue la importancia de la minería y sus productos que en 1827 fue nombrada Capital del Estado de Occidente.

Una foto publicada por Nahim Cervantes (@nahimconsumo) el


Ahora, cuando visites Álamos, podrás deleitarte con la perfección que su arquitectura virreinal posee en cada uno de sus inmuebles. Ejemplo de ello es la Parroquia de la Purísima Concepción, que cuenta con tres naves y detalles clásicos y barrocos.

Una foto publicada por JorgeOtqMtz (@jorgeom77) el

 


¿Qué hacer aquí?


Existen muchas otras construcciones en Álamos, además de a ya mencionada, que muestran la excelencia de su herencia en arquitectura. La Capilla de Zapopan y el Palacio Municipal son claros casos, así como su kiosco de cien años de antigüedad. Ubicado este último en su Plaza de Armas, de aquí puedes dirigirte a otros lados que también se consideran icónicos. Tales como el Callejón del Beso, el Paseo de Chalatón, la Casa de María Félix (ahora hotel) y muchos más.


Las artesanías son otro de los atractivos que ofrece Álamos, la mayoría de ellas siendo producidas comúnmente por indígenas mayos. Hay productos hechos de palmera, hierro forjado, vidrio, latón, platería, cerda tejida, habiendo también muebles rústicos y cobijas de lana.