A muchos de nosotros se nos han pasado las copas durante una buena fiesta (o una dolorosa rota de corazón, ustedes sabrán) y por consecuencia hemos consumido tanto alcohol que al siguiente día la cruda o resaca es de lo peor. Es en ese momento cuando se nos antojan unos chilaquiles bien picantes, un mole de panza, un ceviche vuelve a la vida o un pozole para aliviar ese malestar. Sin embargo, vivimos en un mundo grande y los anteriores no son los únicos remedios. Es por ello que a continuación te presentamos algunas comidas para curar la cruda alrededor del mundo.

Inglaterra

Desayuno inglés, remedio para la cruda

Aquí no hay nada mejor que un desayuno inglés, que consiste en huevos estrellados con tocino crujiente, frijoles, tomates asados o freídos, champiñones, pan tostado embarrado con mantequilla y una clase de salchicha única por allá.

Italia

Pene de toro deshidratado

Aquí, la mayoría se toman un espresso, se ponen gafas y lidian con la cruda. Sin embargo, en Sicilia hay una tradición muy particular: mastican un pene deshidratado de toro, la cual que dice que sabe algo… chiclosa… mejor sólo tomo refresco esta noche.

Los Balcanes y Turquía

Sopa de tripas

En estas regiones es común desayunar una sopa de tripas, la cual viene acompañada de una mezcla de vinagre, paprika, cebolla, ajo, leche, tocino, huevo y/o limón.

Tailandia

Pad kee mao

Existe aquí un platillo llamado pad kee mao o “fideos borrachos”, los cuales son bastante picantes y condimentados. Pueden ser acompañados con carne, tofu, salsa de soya, vegetales y chiles muy, muy fuertes.

Brasil

Moqueca

Si te tomaste demasiadas caipirinhas, puedes curar la cruda con un coctel de cachaça, un destilado hecho a partir de caña de azúcar y que es mezclado con limón, azúcar y mucho, mucho hielo. O tal vez prefieras una moqueca, un estofado de pescado proveniente de Bahia preparado con leche de coco, ceballo, ajo, cilantro y aceite de palma.