La verdad es que exageramos un poquito, pero fue con el propósito de hacerte leer esta nota pues, si bien no somos el único lugar del mundo donde se pueden avistar todos estos increíbles animales, sí es cierto que somos uno de los pocos a donde llegan los flamencos, las ballenas, las tortugas y hasta tiburones blancos.

Para que no te pierdas el show que estos animales nos regalan con sus llegadas, aquí te contamos dónde y cuándo puedes echarle un ojo a estas criaturas de la naturaleza… Eso sí, te recomendamos que si vas a visitarles, seas lo más respetuoso posible y no atentes contra su integridad, ya que es nuestra responsabilidad para con estos singulares huéspedes que han escogido nuestro país, entre muchos otros.

Mariposa monarca

El otoño trae consigo a estos pequeños pero muy hermosos visitantes, los cuales llegan desde Canadá hasta los estados de Michoacán y México para refugiarse del frío invierno que se vive en el país del norte. Entre oyameles y pinos, las mariposas aprovechan para reproducirse y dar paso a una nueva camada de aleteos. Los mejores lugares para poder observar su llegada son los santuarios El Rosario y Sierra Chincua, en el estado de Michoacán, y El Capulín, Piedra Herrada y La Mesa, en el Estado de México.

Flamencos rosados

rio-de-los-flamencos

La ría –no río– Celestún, dio pie a que las autoridades mexicanas establecieran este espacio como Reserva de la Biósfera, pues además de que el ecosistema constituye uno de los sitios en el mundo únicos en su especie, es también hogar de un peculiar animal rosado que llegó volando hasta estas tierras: el flamenco. Aunque esta ave es sólo uno de los más de 300 animales que existen en la zona, es el principal atractivo del lugar y, según algunas versiones, fue la principal razón para otorgarle la protección necesaria.

Ballenas grises y jorobadas

humpback_stellwagen

Estos gigantes animales de los océanos llegan hasta el mar de Cortés y otras partes de las costas del Pacífico mexicano para disfrutar de las cálidas aguas que tenemos. Si deseas saber más sobre cuándo y dónde puedes visitarles, sólo clickea y descubre cuál es la mejor época para ver ballenas.

 Vaquita marina

Únicamente se encuentran en el Mar de Cortés y tienes que saber que están a punto de extinguirse, por lo cual hay que ser sumamente cuidadosos con ella. Se estima que solamente quedan 97 ejemplares de esta especie y todo gracias a la pesca indiscriminada que se lleva a cabo en la zona. Se recomienda no buscarles ni atosigarlas, en caso de que se encuentre alguna. Toma en cuenta que este podría ser el segundo cetáceo en desaparecer, lo cual se estima que pase en 2018.

Tiburón blanco

Este majestuoso espécimen se encuentra en las aguas que rodean a la Isla de Guadalupe, entre los meses de julio y enero. Se dice que son los lobos y elefantes marinos que habitan la isla, el motivo principal por el que este depredador llega hasta aguas mexicanas. En 2015 pudo verse al más grande jamás registrado, al cual le dieron el nombre de Deep blue. El evento fue registrado por el investigador marino mexicano Mauricio Hoyos Padilla y representa un gran suceso.