En el estado de Oaxaca existen muchos lugares arqueológicos y arquitectónicos que siguen produciendo una clase de magia, pero pocos de ellos se comparan a la sensación que produce el Árbol de Tule en el atrio de la Iglesia de Santa María de Tule, el cual es considerado como el árbol con el diámetro de tronco más grande en todo el mundo.

Su diámetro mide 14.05 metros, por lo que se calcula que se necesitarían alrededor de 30 personas o más con sus manos entrelazados para poder rodearlo en su totalidad, a la vez que da tanta sombra que ésta puede proteger del sol a aproximadamente 500 personas, gracias a su circunferencia de 58 metros y su altura de 42. Se calcula que su peso es de 636 toneladas.

Árbol de Tule en Oaxaca

Su nombre científico es Taxodium mucronatum y se le conoce como un árbol de ahuehuete. Si bien se desconoce qué tan viejo es, se calcula que tiene más de 2000 años de edad. Debido a esto, no es de sorprenderse que se encuentre a este ejemplar en las leyendas de la cultura zapoteca, una de las cuales afirma que fue plantado por el dios del viento Pechocha, quien fuera un sacerdote de Ehécatl, hace 1400 años. Incluso su nombre tiene ese aire de misticismo, pues Tule se traduce al español como “Árbol de Iluminación”. Además, las diferentes “figuras” que se han encontrado en su tronco, como la cabeza de un león, un cocodrilo, un elefante y muchas más, sólo han servido para aumentar su fama.

Su reconocimiento es tal que se celebra su día el segundo lunes del mes de octubre, en donde hay una fiesta en honor al árbol donde es una costumbre quemar castillos de cohetes, luces y “toritos” o guajolotes. Así que no lo dudes más y ven a descubrir la magia del Árbol de Tule en Oaxaca.