Axolotitlán: el museo nacional del ajolote

El ajolote, uno de los animales más emblemáticos de México, al fin tendrá su propio espacio. Se trata de Axolotitlán, el primer museo nacional del ajolote en Ciudad de México. Este recinto todavía se encuentra en construcción, pero en el futuro brindará información sobre la situación actual de esta especie, que actualmente se encuentra en serio peligro de extinción.

Museo nacional del ajolote.
Foto: nationalgeographic.es

Así será el museo nacional del ajolote

El museo nacional del ajolote surge como una iniciativa de la Asociación Civil Axolotitlán, en busca de crear un recinto con actividades informativas y de concientización sobre el cuidado del ajolote. Natalia García, arquitecta del museo, dijo que éste se dividirá en tres domos. Uno de ellos será el central, donde los visitantes verán distintas especies de ajolotes, además se tendrá a disposición toda clase de información científica y biológica.

El museo nacional del ajolote estará en Ciudad de México.
Foto: gob.mx

Otro de los domos estará dedicado a ofrecer talleres. Incluso se contará con espacios para actividades como funciones de cine al aire libre. Por último, la visita al museo nacional del ajolote quedará completa con la tienda de suvenires, con toda clase de productos relacionados con el ajolote. También tendrá cafetería y restaurante, área de cuidados médicos para el ajolote, un centro de investigación y el jardín del Axólotl.

¿Dónde estará Axolotitlán?

Se sabe que Axolotitlán estará en la alcaldía Álvaro Obregón. Específicamente en Avenida Prolongación 5 de Mayo #521, en colonia Las Águilas. Todavía no se cuenta con una fecha para su apertura, pues aún faltan cosas por desarrollar de este proyecto. Sin embargo, lo más importantes es que cuando el museo abra sus puertas, esta especie endémica de Xochimilco contará con un refugio, donde sus visitantes podrán conocerlo más para cuidarlo mejor.

Museo nacional del ajolote.
Foto: ajolotes.net

El ajolote ha tenido un descenso importante en su población desde finales de los 70. Para 2014, solo había 36 ajolotes por kilómetro cuadrado en los humedales de Xochimilco. Este anfibio cuenta con características regenerativas únicas, además, es un bioindicador que muestra la salud del ecosistema donde habita, entre muchas otras características.

Foto de portada: idea canal

Continúa leyendo: Jardín Etnobotánico de Oaxaca, el imperdible de la ciudad