Lo más difícil de la vida es muchas veces lo más maravilloso. Muchas veces hemos escuchado hablar de lo complicado que puede ser encontrar lo mejor. Y aunque cada quien tenga su propia visión, existe un lugar que representa perfectamente esta frase: bahía de Cacaluta. Localizada en lo más recóndito de la costa oaxaqueña, este sitio es un paraíso de bellezas naturales al que pocos han podido llegar.

En el alma de Oaxaca

Perfecta para una escapada romántica o un viaje con amigos donde nadie podrá molestarlos, bahía de Cacaluta se ubica a más de 5 horas de la capital oaxaqueña. Para llegar, es necesario atravesar la sierra y llegar hasta Santa María Huatulco. La carretera costera te llevará hasta Crucecita, desde donde puedes tomar un transporte hasta Cacaluta.

bahía de Cacaluta

La bahía de Cacaluta se compone de dos playas que desde una vista privilegiada, tienen la forma de un corazón. A pesar de contar con una extensión de casi un kilómetro, sus áreas parecen encerrar un santuario a donde poco o casi nada se acerca. Frente a la bahía se encuentra una diminuta isla que parece emerger del agua e inundar todo el paisaje.

bahía de Cacaluta

Debido a lo fuerte de su oleaje, se debe tener precaución de nadar en sus aguas. En este paraíso perdido se han contado miles de historias y fiestas las cuales han llegado hasta la pantalla grande gracias a Y Tú Mamá También, cinta mexicana del 2001, dirigida por Alfonso Cuarón, quien quedó encantado del paraje de estas playas.

Bahía de Cacaluta

Es común encontrar aves como garzas, tijerillas, patos buzo y otras aves. Al final del día, no te olvides de presenciar el atardecer y descansar en sus exquisitas arenas doradas. Debido a los espacios vírgenes de sus alrededores, bahía de Cacaluta no cuenta con hoteles. Te recomendamos volver a Huatulco y hospedarte en sus decenas de opciones.

Continuar leyendo: Playa Chacahua, el destino de Oaxaca