México tiene el privilegio de poseer el segundo arrecife de coral más grande del mundo. Se trata del Banco Chinchorro, un lugar que es considerado como reserva de la biósfera y que se localiza en las costas del estado de Quintana Roo. Este atolón es también el más grande de las playas mexicanas y es hogar de diferentes especies. Por esta razón, se ha convertido en uno de los sitios preferidos por los buzos, quienes practican su deporte como en ningún otro lugar.

Banco Chinchorro, un gran collar coralino

Banco Chinchorro en Quintana Roo

Con 43 kilómetros de largo por 28 de ancho, el Banco Chinchorro no deja de asombrar a propios y extraños. Se trata de un banco de arena, rodeado por coral de un espesor de 20 metros. Tras de este se forma, curiosamente, una especie de piscina de fondo arenoso. Y aunque la extensión es considerable, sólo dos partes del banco sobresalen.

La primera de ellas es Cayo Centro, que es la más grande de las “islas” y se ubica justo en el centro del atolón. Tiene una superficie estimada de cinco kilómetros cuadrados y posee una pequeña playa. En ella se desarrolla parte importante de la pesca de la región. Asimismo, existen manglares rojos que llenan la zona y que dan pie a una rica biodiversidad.

Palafitos situados en el Banco ChinchorroAsí, podrás encontrar diferentes tipos de aves, entre las que destacan garzas, gaviotas, golondrinas, palomas y pelícanos. También es posible observar camarones azules, iguanas y hasta cocodrilos. Se dice que también llegan algunas caguamas y tortugas blancas a desovar a esta parte del Banco Chinchorro.

La otra parte que resalta de este arrecife es Cayo Norte, en donde se encuentra un faro que fue colocado desde el siglo antepasado. Se dice que éste servía para indicar a los navegantes la proximidad que tenían con la costa. Sin embargo, los navegantes, solían ser engañados por piratas que apagaban el barco y colocaban en su lugar una linterna situada en otra parte. Así, llevaban a cabo sus atracos a los navíos que llegaban a la zona, procedentes del Viejo Continente.

Resultado de imagen para banco chinchorro

Paraíso para el buceo

Debido a que a través del tiempo varios barcos encayaron y se hundieron en la región, ocurrió un fenómeno increíble. Con el pasar de los años, éstos se transformaron en focos donde la vida logró desarrollarse, atrayendo consigo a grandes bancos de peces que hicieron del Banco Chinchorro su hogar. Es por esta razón que muchos buzos disfrutan de la zona, pues es posible atestiguar la vida marina perfectamente.

Banco Chincorro: el mejor sitio de México para bucear

Por si fuera poco, una actividad muy parecida –el esnórquel– también se practica con frecuencia en este lugar. Cabe señalar que se pide a los visitantes mantener una actitud de respeto y cuidado al medio ambiente. De esta manera se evitaría deteriorar el frágil equilibrio del magnífico Banco Chinchorro.