¿Te imaginas mirar de frente las fauces del sol devorando al mundo cada atardecer?  Parece complicado pensar que un fenómeno así pudiera existir, pero en realidad sucede todos los días en Boca del Cielo. Este bello puerto en las costas de Chiapas es la puerta de entrada y salida del astro rey. Una playa de blancos y grises rodeada por gigantes verdes que gozan de la mejor vista del océano Pacifico.

Rey costero

La playa de Boca del Cielo se ubica a 36 kilómetros al sur de Tonalá y a sólo 19 de Puerto Arista. Cuenta con una colorida combinación de arenas blancas y grises de 21 kilómetros de longitud. Alberga también una bocabarra que une la parte del mar vivo a la playa principal. El mejor atractivo de esta bella región es la privacidad y anonimato de su localización. No cuenta con hoteles cercanos, lo que genera suelos pulcros y lejos de la agitación cotidiana.

Vista de un atardecer en las playas de Boca del CieloEntre sus principales visitantes se ubican una gran cantidad de aves de diversas especies y turistas enamorados del sol. Su coqueta combinación de mar, arena, ambiente de hogar y hamacas tumbadas al sol, son las mejores caras de esta idílica sucursal.

Reino del sol

Las dos joyas reinantes de sus costas son Puerto Arista y Tonalá. La primera de ellas es una playa de suave arena blanca e infraestructura turística sencilla pero muy satisfactoria. En tanto, el pueblo chiapaneco de Tonalá es un centro de historia prehispánica de origen olmeca. Cuenta con calles y tradiciones de antaño donde quedarás encantado. Pero sin lugar a dudas su mayor premio es el lugar donde el brazo de Boca del Cielo choca con la fuerza del mar.

Vista de un atardecer en la playa de Boca del CieloEsta parada chiapaneca cuenta con algunas cabañas de estilo rustico y cercanas a una experiencia más real y natural. Cada una de estas tiene excelentes restaurantes donde se puede disfrutar de la mejor comida regional. Aquí también tendrás la oportunidad de practicar la pesca deportiva, recorridos en lancha, natación, esquí acuático, buceo y observación científica de la flora y fauna del lugar.

Vista de acantilados en Boca del Cielo No hay mejor lugar para abrazarse del sol que Boca del Cielo, un lugar de paz infinito donde el tiempo no tiene cabida. Además de disfrutar esta bella playa te recomendamos visitar las Riberas de Playa Azul y la Bahía de Paredón, dos paraísos vivientes que gobiernan la zona.

Continuar leyendo: El Aguacero en Chiapas, lagrimas del cielo