Las partes más bellas de las tradiciones y costumbres de México están plasmadas en el arte textil. Los bordados mexicanos son auténticas obras de arte impregnadas por la cosmología y estética de los pueblos indígenas. Son un modo de preservar un recuerdo de nuestro pasado y es posible encontrarlos en cualquier parte de la República.

Zinacantán, Venustiano Carranza y San Andrés Larráinzar en Chiapas

Uno de los bordados más representativos de Chiapas es el que se hace en Zinacantán. Éste se caracteriza por sus colores azules, morados y verdes que crean flores y otros patrones. Su expresión máxima puede verse en la vestimenta típica de los habitantes de este poblado.

En el pueblo de Venustiano Carranza las artesanas hacen uso del telar de cintura para crear piezas llenas de color e historia. Sus bordados se caracterizan por los colores blancos, rojos y azules, aunque existen versiones en negros, azul, verde, rosado y hasta colores metálicos. Eso sí, cada tejido hace alusión a la cultura y visión de la vida de los pueblos tzotziles de la región.

San Andrés Larráizar es otro lugar dentro de Chiapas donde es posible encontrar hermosos bordados mexicanos. Al igual que otras artesanías, estos tejidos plasman parte de la historia chiapaneca con una belleza incomparable. Estas piezas se caracterizan por su color rojo y sus diseños vistosos, que se han convertido en referente el estado.

Bordados mixes y zapotecos en Oaxaca

Las flores de colores bordadas a mano sobre un lienzo de terciopelo negro son el sello distintivo de los bordados zapotecos. Se requieren meses de trabajo para confeccionar estas obras de arte que se transforman en un traje de gala para la mujer del Istmo de Tehuantepec.

Por otro lado, los bordados mixes muestran la cultura de esta comunidad situada en Santa María Tlahuitoltepec. Se reconocen por sus huipiles, fajas y rebozos con brocados de color rojo y rayas verdes o azules.

Bordados tének en San Luis Potosí

Estos bordados mexicanos son una manifestación de origen ancestral que se borda con el punto de cruz. Su diseño refleja el pasado en la expresión artística de las mujeres tének, a través de figuras como el árbol de la vida, la estrella tének, la flor del vierto, el árbol de la vida de punta, los animales y las cenefas.

Bordados wixárikas en Nayarit

Los huicholes-wixárikas elaboran bordados con hilos de colores para representar aves, venados, flores geométricas y maíz. Además de elementos como el fuego o cuerpos celestes como el sol. Sin duda, unos bordados mexicanos muy originales.

Uno de los bordados mexicanos más famosos es el huichol.
Foto: gentenayarit.com

Tenangos, los bordados otomíes de Hidalgo

El tenango es un estilo de bordado originario del municipio de Tenango de Doria. Se distingue por la combinación de colores y la representación de la flora y la fauna, así como escenas de la vida. Porta un lenguaje simbólico que expresa el entorno, la vida, los mitos y los ritos en el tiempo.

View this post on Instagram

Bordados de Tenango. ✨#tenangos

A post shared by “Puro Mexicano” 🇲🇽 (@artesaniaspuromexicano) on

Los bordados mazahuas del Estado de México

Con sus bordados, la comunidad mazahua muestra que los pueblos originarios crean verdaderas obras de arte. La laboriosa técnica de sus bordados a dos agujas muestra la cosmovisión indígena en la que los animales y flores juegan un papel medular en el respeto a la naturaleza.

Bordados rarámuris en Chihuahua

Las obras textiles de los rarámuris cuentan historias y el principio de los tiempos con ciertos elementos. La espiral, que representa el movimiento circular del agua en el cerro. La greca escalonada, asociada con la serpiente, el agua y a lluvia. También están el remolino, las plumas, el viento, el caracol marino y la tierra.

Ejemplo de bordados mexicanos es el rarámuri.
Foto: pinterest.ph

Los bordados yucatecos

Yucatán es el único estado que posee bordados con origen prehispánico. Su huipil y rebozo poseen un tipo de ornamentación y colores basados en símbolos mágicos y religiosos.

Bordados mexicanos.
Foto: Twitter.com

Continúa leyendo: 11 exóticas y deliciosas frutas mexicanas