Con una longitud aproximada de 84 kilómetros, el Cañón Río La Venta recorre con fuerza y armonía las entrañas de la selva chiapaneca. Es la batuta de una región que todos los días, se abre a los visitantes a través de sus cuevas, cascadas, rápidos y monumentos naturales, únicos en México. Estamos ante el guardián de la vida silvestre sureña y el responsable de crear miles de emociones con su sola presencia. Prepárate para una aventura irrepetible.

Caudal de emociones

Postrado sobre la Reserva de la Biósfera El Ocote, el Cañón Río La Venta se ha convertido en un mágico camino que recorre todos los días, el corazón de la naturaleza chiapaneca. A través de su gran caudal y paredes titánicas, se trasladan los ritmos, sonidos y experiencias del sur mexicano.

personas navegando por el cañon rio la venta
Foto: ecochiapas.com

A pesar de tener una edad incalculable, se sabe que el Cañón Río La Venta surgió hace millones de años debido a la incisión de una corriente fluvial constante. El trabajo milenario de la naturaleza dio como resultado un esplendoroso sitio con paredes de más de 400 metros de altura y angosturas de hasta 10 metros. Actualmente, y para tener una mayor perspectiva de su inmensidad, se ha establecido como punto de partida la cascada El Aguacero, y como desenlace, la añadidura con la presa Malpaso.

personas haciendo kayak en el cañon rio la venta
Foto: @moonmountainman

Durante el siglo XX, las expediciones a las cuevas del Cañón Río La Venta comprobaron que este sitio sirvió como refugio de miles de pobladores. Esto gracias al descubrimiento de diversos esqueletos de niños, de entre uno a seis años, que comprueban el desarrollo y rituales de los pueblos sureños. El clima de la región también ha conservado una gran cantidad de pinturas rupestres que cuentan con más de 10 mil años de antigüedad. En ellos se pueden notar expresiones geométricas y abstractas, relacionadas con el entorno natural existente.

Inmensidad de actividades

Además del extenso y rico pasado que sostiene a este lugar, el cañón se ha convertido también, en un excelente sitio para gozar de los regalos de la naturaleza. Por ello, durante los meses de enero a mayo, decenas de aventureros llegan hasta aquí para disfrutar la variedad de actividades que el Cañón Río La Venta ofrece. Una de las más solicitadas son los recorridos en lancha a través del río donde disfrutarás la hermosa vista, pasarás bajo enormes cascadas y gozarás de la profunda paz que se respira.

persona acampando junto a la cascada el aguacero
Foto: chiapasdesconocido.com

Gracias a los rápidos surgidos por la morfología del sitio, se pueden hacer recorridos en kayak y agregar adrenalina a tu recorrido. De igual manera, para los no claustrofóbicos, los ríos y cuevas subterráneas del cañón son ideales para recorrer y descubrir paso a paso. Aunque tenemos que decirlo, esta última actividad esta reservada para expertos debido a la constitución de las cuevas. No hay que olvidarnos de las hermosas cascadas de El Aguacero y La Conchuda, las cuales podrás descender mediante rápel y refrescarte en sus azuladas aguas.

Foto: @DanielChitoRios

Por último, y no por ello menos importante, te encontrarás con el imponente Arco del Tiempo, el cual es más ni menos que el arco natural más grande del mundo. Podrás atravesar su imponente cuerpo y si hay tiempo, capturar toda su esencia. Durante tu camino, admira las más de 400 cuevas, incrustadas en las paredes del cañón, y déjate abrazar por la profundidad de este sitio.

persona haciendo kayak en el cañon rio la venta
Foto: diariodelviajero.com

Para recorrer el Cañón Río La Venta es necesario hacerlo acompañado de guías que te indicarán y acompañarán en todo momento. De igual manera, y si deseas extender tu estancia, existen diversos campamentos donde podrás pasar la noche y admirar el lugar durante la noche. El Encajonado es uno de los mejores y con mayor infraestructura. No te pierdas de este incomparable sitio y descubre el rostro más aventurero de Chiapas.

Tours certificados:
Ecoexperiencias
Grupo Petra Vertical

Foto de portada: Netza Gramajo

Continuar leyendo: El Arco del Tiempo en Cintalapa, Chiapas