Casa de los Enanos, ícono poblano

30 Shares
30
0
0

No hay lugar que despierte más controversia en la ciudad de Puebla que la famosa Casa de los Enanos de la avenida Juárez. A lo largo de los años, se han contado toda clase de historias con respecto a esta misteriosa mansión que, vale la pena decir, presume una hermosa arquitectura, bien conservada.

Exterior de la Casa de los Enanos.
Foto: pueblandoando.com

Lugar de leyendas

La Casa de los Enanos está rodeada de un sinfín de leyendas, algunas más perturbadoras que otras. Una de ellas cuenta que de todos los descendientes de la familia dueña de la casa, solo quedaron dos hermanos: un hombre y una mujer. Ambos no salían de la casa para nada, se enamoraron y tuvieron hijos, los cuales nacieron con deformidades. Eran enanitos que paseaban por los jardines, por eso se colocaron láminas en la reja para los transeúntes no los vieran.

Interior de la Casa de los Enanos.
Foto: poblanerias.com

Otra historia dice que en esta casa vivió una familia normal que tuvo una hija con deformidades. Al asomarse al patio, la niña asustaba a la gente, por eso cubrieron las rejas y solo la gente de confianza podía entrar a la mansión. Otros dicen que en el interior de la casa hay fantasmas. Sin embargo, la verdad sobre esta casa es menos fantástica. Aquí vivió una familia normal, que mandó a construir muebles en miniatura para que los niños jugarán. La gente, al verlos en el patio, creía que solo podían pertenecer a adultos pequeños, es decir, enanos.

Casa de los Enanos y el fin a sus misterios

La historia de a Casa de los Enanos comenzó en 1890, cuando la familia Giacopello, de origen italiano, la mandó a construir. Se edificó con influencias francesas, por lo que se convirtió en una de las pocas casas porfiristas que se hicieron en la avenida Juárez. Destacaba por sus bellos jardines y sus bellos interiores, además de su maxada, pieza dorada ubicada en la parte superior que sirve como techo, traída desde Francia.

Casa de los Enanos.
Foto: sentimetros.com

Después de más de 120 años de historia, la Casa de los Enanos abrió sus puertas al público para disipar los enigmas a su alrededor. En el interior no había pequeños seres fantásticos, solo muebles de estilo europeo y bellas alfombras. Aun así, hay muchos que todavía no se atreven a entrar a la bella pero misteriosa mansión. Hoy en día se ofrecen recorridos guiados al interior, en ocasiones especiales, con todo e historias de terror. Atrévete a vivir la experiencia única que este icónico inmueble tiene reservada para los más valientes.

Foto de portada: coolhuntermx.com

Continúa leyendo: La rueda de la fortuna más grande de México

Te puede interesar