La Huasteca Potosina sigue siendo un referente para el turismo que gusta de la diversidad natural. De hecho, existe una cascada que invita a bañarte y refrescarte en ella. La cascada de Micos en San Luis Potosí, es una formación natural que debes visitar.

Vista aérea de la cascada de Micos

Una joya de la Huasteca Potosina

Cascada de Micos

Saliendo de Ciudad Valles, a ocho kilómetros por la carretera que va a San Luis, se encuentran la cascada de Micos. Hoy en día es un área natural que se ha hecho de turismo local. Sin embargo, la diversidad natural y las actividades recreativas han atraído a visitantes internacionales.

La cascada de Micos fue nombra así por los monos que habitan la región. Por otro lado, a lo largo de un kilómetro se encuentra un conjunto de pozas y caídas de diferentes alturas. Éstas te harán vivir actividades extremas.

El recorrido se divide en dos partes, para los que no disfrutan de la adrenalina y para los que sí. De hecho, la primera está formada en un conjunto de piedras lisas. Por otro lado, la segunda es un poco más extrema, pues cuenta con un canal angosto por donde pasa el agua intensamente.

Sendero Micos

Uno de estos recorridos comienza con una caminata a un lado del río, con una subida de 500 metros. Como resultado, podrás apreciar la flora y fauna de la región. Asimismo, al llegar a la primera poza encontrarás una cascada de 20 metros llamada El Toro.

A pesar de la fuerte corriente, con la ayuda de los guías, te podrás recostar y dejar que la corriente te jale hasta el estrecho paso, terminando en la cascada de 3 metros.

Tras realizar todo el recorrido, se encuentra la cascada más alta, que al pasar la época de lluvias llega a medir hasta diez metros.

Aventurarse en la cascada de Micos, es toda una travesía para los que aman las aventuras extremas. Sin embargo, existen actividades para toda la familia, como recorridos en Kayak o en cámaras de llanta. Todo esto con las medidas de seguridad necesarias.